Foto Agustín Millán

CCOO y UGT Madrid han acusado a las patronales de las residencias de mayores y centros de día concertados en la Comunidad de Madrid de aplicar recortes de salarios que oscilan entre 50 y 200 euros a la plantilla de hasta 20.000 trabajadores y donde el 95% son mujeres.

Convocadas concentraciones los días 12 y 15 de febrero en la Puerta del Sol, y el 13 de febrero, en la Residencia de Alzheimer Reina Sofía

Los trabajadores y trabajadoras de residencias y centros de días en la Comunidad de Madrid de CCOO y UGT se han concentrado esta tarde en la Puerta del Sol, para denunciar el ahogamiento al que las patronales están sometiendo a las plantillas, integradas por unas 20.000 personas en la región.

Foto Agustin Millán

Javier Sáez de la Federación de empleados y empleadas de los Servicios Públicos de la UGT Madrid, ha explicado a Diario 16 que estas concentraciones de las trabajadoras de residencias y centros de día, se produce porque la patronal de estos centros, formada por cuatro asociaciones empresariales (AMADE, AESTE, LARES Madrid y PAD), ha rechazado el convenio colectivo de la comunidad de Madrid, que les correspondía a los trabajadores y trabajadoras, y les ha obligado a aceptar el convenio estatal del sector de la Dependencia.

Foto Agustín Millán

Como nos explica Javier Sáez de Fesp UGT Madrid, de tal manera “se ha dejado de aplicar el convenio de ámbito autonómico” y ahora no tendrán que aplicar los beneficios de dicho convenio que no tiene el estatal. “Los beneficios para los empresarios de residencias y centros de día son evidentes, porque son ellos los que han dejado de aplicarlo”, nos ha dicho.

Los empleados de estos centros ha visto reducido su salario un 4%, de media 60 euros mensuales, que multiplicado por los 22.000 trabajadoras suma más de un millón y medio de euros mensuales que la patronal ha dejado de pagar.

Javier Sáez de Fesp UGT Madrid, denuncia que el sector de las trabajadoras de residencias y centros de día, es un sector muy feminizado,-la plantilla es de 20.000 trabajadores, donde el 95% son mujeres-. Esta feminización ha producido una profunda brecha salarial y bajos salarios.

Foto Agustín Millán

Por su parte, el representante de la Fesp UGT Madrid ha indicado que la administración (Consejería de Familia y Políticas Sociales) no fiscaliza a estas empresas que gestionan las residencias y centros de día.

Javier Sáez, denuncia que a la Consejería “solo le interesa los beneficios de las empresas y no la calidad del servicio”. Desde el sindicato exigen la reversión de las residencias y centros de días a la esfera pública.

Han solicitado la mediación de la Consejería para revertir esta “precariedad”, sin que hasta el momento se haya hecho nada por parte de la administración.

Foto Agustín Millán

Para Margarita Endériz, de la Federación de Sanidad de CCOO de Madrid, el origen del conflicto está en el fin del convenio de aplicación, de ámbito autonómico, al dejarlo morir la patronal, formada por cuatro asociaciones empresariales (AMADE, AESTE, LARES Madrid y PAD) por su nula voluntad de renovarlo.

Desde el 31 de diciembre, a las plantillas se les aplica el convenio estatal del sector de la Dependencia, y la patronal lo hace del modo más favorable a sus intereses.

Endériz ha denunciado que en la última nómina los trabajadores y trabajadoras han percibido entre 50 y 200 euros menos, y se les ha dejado de pagar determinados pluses, entre ellos el de transporte, en un sector ya de por sí precarizado y en el que trabajan principalmente mujeres, donde abundan los contratos de jornada reducida y donde los salarios no llegan a los mil euros.

Foto Agustín Millán

CCOO de Madrid, denuncia asimismo que una de las empresas –CLECE- está realizando modificaciones unilaterales de las condiciones laborales, contratando plantilla para los fines de semana para no tener que abonar el plus por festivo a la plantilla habitual.

El sindicato critica la actitud de la Administración regional, que “mira hacia otro lado” y contrata con empresas que favorecen la precariedad de las plantillas. En este sentido, CCOO reclama la intermediación del Gobierno madrileño para resolver este conflicto.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − 15 =