Foto Agustín Millán

Los sindicatos piden a Pedro Sánchez revertir la reforma laboral. Mientras la negociación para el nuevo Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) está bastante avanzada, pero aún no hay acuerdo. Según los sindicatos hay que darle un último empujón.

Este encuentro, es la primera toma de contacto entre Sánchez y los agentes sociales tras varias reuniones de carácter informal. Se han abordado diversos temas sociolaborales, como la reforma de los puntos más calientes de la reforma laboral, la modificación de los puntos más polémicas de la reforma de las pensiones del Partido Popular, como son la revalorización de las pensiones al IPC, ya acordado en la Comisión del Pacto de Toledo, y el Factor de Sostenibilidad. También se han abordado la subida de las salarios al 2%, propuesta por la patronal y un salario mínimo según convenio de 1.000 euros.

Foto Agustín Millán

Los Secretarios Generales de UGT   y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, y los presidentes de CEOE y CEPYME, Juan Rosell y Antonio Garamendi, se han reunido esta mañana, con la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, y el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en Moncloa, para analizar los cambios en materia laboral que quiere llevar a cabo el nuevo Ejecutivo, después de que las centrales sindicales anunciaran la suspensión de las movilizaciones previstas para el sábado 16 de junio.

Pepe Álvarez, secretario general de UGT, destaca que en la reunión con el Gobierno se ha hablado también de la necesidad de apostar por la formación. “queremos que nuestro país dé un paso muy importante en igualdad y contra el acoso que sufren las mujeres”, ha afirmado.

“El Gobierno ha manifestado a las dos partes la necesidad de recuperar las rentas salariales en nuestro país”, ha señalado. “Es una cuestión de justicia social, un elemento clave para los ciudadanos y para el desarrollo económico y la creación de empleo en el país”, ha explicado el líder de UGT.

Foto Agustín Millán

Pepe Álvarez ha afirmado que han dedicado buena parte de la reunión en hablar de pensiones. “La conclusión es que hay un problema de ingresos de la Seguridad Social que hay que solucionar”. La ministra de Trabajo ha coincidido en que debe reformarse esos gastos, y no deben utilizarse para sufragar gastos no relacionados con las cotizaciones de la Seguridad Social.

Los sindicatos han afirmado han hablado de la brecha salarial con el Gobierno. “Queremos aportar nuestras propuestas para acabar con esta lacra”, ha dicho Álvarez.

Unai Sordo, secretario general de CCOO, ha afirmado que se han tratado temas de igualdad, precariedad, fraude fiscal y pensiones. Se ha hablado de “nuevo marco de relaciones laborales que ataquen las desigualdades y la precariedad”

El secretario general de CCOO, ha explicado que “la prevalencia del convenio de empresa sobre el convenio sectorial, la supresión de la ultraactividad, la nueva condicionalidad que se estableció para considerar un despido como procedente y los márgenes del despido objetivo”, ha señalado.

Foto Agustín Millán

Para el líder de CCOO, el tema del despido constituye el primer punto de la agenda que los sindicatos han trasladado al Gobierno y es tan prioritario para ellos desde el punto de vista estratégico. CCOO ha planteado de forma explícita que si el asunto no se puede resolver dentro del diálogo social, “el Gobierno deberá decidir cuáles son sus prioridades políticas”, ha señalado.

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha insistido en su intención de impulsar el “diálogo social“. Valerio se ha mostrado esperanzada por los avances del diálogo social y ha señalado que ve muy prometedor la firma en los próximos días de un acuerdo que garantice la paz social.

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha reconocido que “el techo parlamentario con el que jugamos, es el que es” y ha admitido que no va a ser fácil derogar la reforma laboral. Valerio, ha apostado por trabajar “con tiempo en un nuevo Estatuto de los Trabajadores, para ver con consenso la situación actual. De igual modo, ha apostado por revisar las bonificaciones y tarifas planas”, ha señalado.

CCOO y UGT decidieron dar una oportunidad a Pedro Sánchez, ante la nueva coyuntura que se ha planteado con el cambio de Gobierno de la última semana. La reforma laboral de 2012 enfrenta a los agentes sociales: los sindicatos piden cambios esenciales al Ejecutivo mientras que los empresarios demandan su continuidad.

Ayer los grupos parlamentarios de la Comisión del Pacto de Toledo, llegaron a un acuerdo para subir las pensiones con el IPC. La portavoz socialista en el Pacto de Toledo, ha manifestado que cree que es el momento “de recuperar algo que perdimos en 2013, que es el diálogo social, eso corresponde instarlo al Gobierno“.

UGT y CCOO afirman que aunque ha habido “un cambio relevante en las circunstancias de la negociación”, aún no se ha llegado “a ningún acuerdo”, por lo que en los próximos días patronales y sindicatos “seguirán manteniendo reuniones para intentar cerrarlo” han explicado en el comunicado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + once =