Foto Agustín Millán

Con ocasión del Día Internacional de la Juventud, que se celebra el 12 de agosto, Jóvenes CCOO y organización juvenil RUGE de UGT, denuncian el empeoramiento de las condiciones laborales de las personas jóvenes una década después del inicio de la crisis.  Los sindicatos llaman la atención sobre la proliferación de empleos basura ligados a plataformas digitales como Deliveroo, Glovo o Uber Eats y a otras empresas ancladas en situaciones de fraude, abusos y explotación que hacen imposible la emancipación de las personas jóvenes 

Hoy en España tienen un trabajo 2.278.600 jóvenes de entre 16 y 29 años menos que en el segundo trimestre de 2007, poco antes del inicio de la crisis. En esa misma franja de edad, el 27% de las personas que trabaja lo hace a tiempo parcial, frente al 15% de hace algo más de una década; actualmente hay 398.400 jóvenes con una jornada parcial no deseada pero aceptada ante la imposibilidad de conseguir un trabajo a jornada completa, en 2007 quienes se hallaban en estas circunstancias eran solo 276.300. La temporalidad juvenil sigue en cotas escandalosas, en torno al 56%, y el salario medio anual de los menores de 25 años no supera los 6.113 euros (18.835 euros es el salario medio total).

Todo esto se suma al abuso de las prácticas no laborales, al empleo sumergido, al fraude en la contratación, al paro -que aún afecta al 26% de la juventud menor de 30 años- o al riesgo de pobreza o exclusión social (34,8%, según la Encuesta de Condiciones de Vida. Para Jóvenes de CCOO, está situación “convierte a este grupo de edad en el más vulnerable”, lo que refleja una precariedad inaceptable que lejos de mitigarse sigue golpeando en su día a día a la inmensa mayoría de las personas jóvenes, que se ven de este modo incapacitadas para planificar y desarrollar proyectos de vida a medio y largo plazo.

Desde la organización juvenil RUGE de UGT, ese día “debe ser reivindicativo, de manera que este año hemos querido centrarnos en la problemática de la emancipación y la imposibilidad que tienen los jóvenes de poder desarrollar su propio proyecto de vida”. “La generalización de la precariedad laboral, el desempleo y la inestabilidad, especialmente entre la población de menos de 30 años, junto al constante encarecimiento de la vivienda imposibilitan la emancipación de la población juvenil”, denuncia el sindicato.

Emancipación

Según datos de Eurostat, España está 4 años por encima de la edad media de emancipación de la Unión Europea. Aquí los jóvenes se independizan rozando los 30 años, mientras que la media en Europa está en los 26. Los datos revelan también que la edad de emancipación en los países del norte de Europa, donde más se invierte en planes y ayudas a la emancipación, es de 21 años, mientras que, en los países del sur, la edad media puede llegar a los 33 años.

El Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España, destaca que en la actualidad menos del 20% de los menores de 30 años están emancipados y, de ellos, el INE destaca que un 30% son parejas jóvenes sin hijos, dado que se precisa de dos salarios para poder afrontar la emancipación. De estos estudios se desprende también que existen diferencias en cuestión de género, ya que, por cada mujer que se emancipa en solitario, hay el doble de hombres en la misma situación, datos que, por otro lado, se dan casi en la misma proporción a la inversa en las parejas con hijos

Acceso a la vivienda

Durante la crisis las condiciones para la entrega de créditos hipotecarios se endurecieron considerablemente, algo que, sumado a la mínima capacidad adquisitiva de los jóvenes, la falta de niveles de renta y el constante encarecimiento de la vivienda imposibilitan la emancipación de la población juvenil.

Si la emancipación está en estos niveles, los precios del alquiler en alza no ayudarán a mejorar esta situación, y es que se han disparado en un año casi un 20%, o los requisitos necesarios en caso de compra, (con una financiación máxima del 80% que presupone un ahorro de hasta el 20% de la transacción, más los costes de la operación) excluyen del todo a un colectivo en el que, según el Observatorio de Emancipación, un 39,3% no percibe ningún ingreso -bien sea salario, beca o pensión- y un 61,1% no está trabajando, por lo que no percibe ingreso alguno. “Una situación mantiene a muchos jóvenes en situación de pobreza y exclusión social, donde España se sitúa a la cabeza de la Unión Europea”, denuncian desde la organización juvenil RUGE de UGT.

UGT tacha de “irresponsable” la aptitud de las entidades financieras, al acumular viviendas cerradas sin sacarlas al mercado para que este no baje el precio, “así como otras políticas especuladoras en este sector, especialmente ahora sobre la vivienda en alquiler, hacen que España acumule 38 meses de subidas en el alquiler residencial”,  cuestiones que llevan a la juventud a no poder acceder a la vivienda por tener que dedicar más del 30% de su salario a pagarla dejando escasos ingresos para el sustento y/o la manutención. “Todo esto obliga a muchos jóvenes a verse en la necesidad de volver al hogar familiar dada la inviabilidad de su emancipación”, señala el sindicato.

Foto Agustín Millán

PLATAFORMAS DIGITALES Y EMPLEO BASURA

En últimos tiempos se han multiplicado los empleos basura que niegan a los trabajadores incluso su propia condición de asalariados y los derechos laborales asociados. El fenómeno no es nuevo, su expansión más reciente –muy rápida y con personas jóvenes como víctimas recurrentes- se está dando en actividades de reparto a través de plataformas digitales como Deliveroo, Glovo o Uber Eats, que obligan a quienes dependen de ellas a actuar como falsos autónomos en unas condiciones de absoluta explotación. Aunque las denuncias de repartidores y sindicatos están llevando a la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social a actuar, en opinión de Jóvenes CCOO “resulta imprescindible que quienes trabajan en estos nuevos entornos de precariedad también se organicen sindicalmente para defender de forma colectiva sus intereses”.

Garantía Juvenil

Asimismo, Jóvenes CCOO llama un año más “a perseguir la temporalidad injustificada y el fraude en el tiempo parcial y en el trabajo autónomo”, y a que el Gobierno –con el consenso de los agentes sociales- evalúe y replantee de un modo integral “la Garantía Juvenil, una iniciativa hasta ahora fracasada”. Se debe “incrementar la oferta de plazas de Formación Profesional y revisar el modelo de FP Dual, además de garantizar el acceso a la enseñanza universitaria a través de una fuerte reducción de tasas y de la articulación de un potente sistema de becas orientado a que la falta de recursos en ningún caso constituya una dificultad añadida para llegar a las aulas”, demanda el sindicato.

CCOO también solicitud que “las ayudas a la emancipación y el desarrollo de parques públicos de vivienda en alquiler” sean medidas que, sumadas a todas las anteriores, “faciliten que las personas jóvenes puedan planificar sus propios proyectos de vida en unas condiciones dignas y adecuadas”.

RUGE, Revolución Ugetista, considera que “la solución pasa, necesariamente, por la mejora de las condiciones de trabajo, el aumento de los salarios, con salarios mínimos de 1000 euros conforme el AENC, y la derogación de las reformas laborales” y sostiene que es preciso “limitar el uso fraudulento de los contratos temporales y a tiempo parcial, el abuso de becarios/as y de contratos para la formación, vigilar mediante la Inspección de Trabajo el cumplimiento real de las jornadas de trabajo y evitar los excesos jornadas no retribuidas así como una mayor protección laboral para los jóvenes a través de un debido cumplimiento de la Garantía Juvenil”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 3 =