Ya no es ningún secreto que la nueva apuesta de los bancos españoles es conceder más créditos personales destinados a financiar las necesidades de consumo de los hogares, pues estos productos son muy rentables y les permiten obtener beneficios en un plazo relativamente corto. Además, las entidades han encontrado la manera de aumentar aún más los ingresos que perciben gracias a estos préstamos: según un estudio realizado por el comparador financiero HelpMyCash.com, prácticamente uno de cada tres créditos al consumo incluye, al menos, un seguro de vida o de protección de pagos mediado por la propia entidad prestamista.

Los préstamos con seguro, un doble beneficio para la banca

Sobre el papel, los bancos obligan al prestatario a contratar seguros de amortización (de vida o de protección de pagos) para garantizar el reembolso del capital en caso de fallecimiento, incapacidad o desempleo del titular del crédito. De esta manera, las entidades se aseguran de recuperar el capital prestado o de, al menos, seguir recibiendo las mensualidades acordadas, dependiendo del seguro contratado y de las condiciones de la póliza.

Los seguros, sin embargo, no son únicamente una garantía adicional, pues también son una fuente de ingresos adicionales para el banco. La inmensa mayoría de las entidades evaluadas en el estudio de HelpMyCash.com (casi un 90 %) ofrecen estos productos a través de las aseguradoras pertenecientes al propio grupo bancario. Por tanto, al otorgar un préstamo con un seguro vinculado, obtienen beneficios tanto por el margen de intereses del propio crédito como por el coste de las primas del seguro.

No obstante, como no todas las entidades financieras incluyen seguros en sus préstamos, muchas de las que sí lo hacen ofrecen bonificaciones en el tipo de interés aplicado para que sus productos resulten más atractivos. Según el comparador HelpMyCash.com, al 68 % de los créditos comercializados con un seguro vinculado se les reduce el tipo de interés, aunque en general esta mejora del precio también está condicionada al cumplimiento de otros requisitos de vinculación, como domiciliar los ingresos en una cuenta nómina del banco o contratar una o más tarjetas de crédito, por ejemplo.

3 de los 5 créditos más baratos no incluyen un seguro

Pese a la reducción en el tipo de interés aplicado, entre el listado de los cinco créditos al consumo más baratos solo encontramos dos productos que incluyan un seguro vinculado: el Préstamo Ahora Tú de Liberbank (4,95 % TIN; 5,95 % TAE) y el Préstamo Personal de Oficinadirecta.com (5,95 % TIN; 6,21 % TAE), ambos con un seguro de vida vinculado. Además, para obtener estos créditos con el interés bonificado también es necesario domiciliar la nómina y varios recibos y contratar una tarjeta de crédito.

Los duros requisitos de vinculación de estos dos préstamos contrastan con los del resto de los créditos del top 5, que se pueden conseguir con el tipo de interés más bajo sin necesidad de cambiar de banco ni de adquirir seguros u otros productos vinculados. Este ranking lo lidera Cofidis con su Crédito Proyecto desde el 4,95 % TIN (5,06 % TAE), mientras que el Préstamo Personal de Cetelem (5,95 % TIN; 6,12 % TAE) y el Préstamo Plan de Bigbank (6,74 % TIN; 6,95 % TAE) completan el listado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + 17 =