Los retenes de extinción se encuentran en situación de conflicto laboral.

Los retenes de prevención y extinción de incendios forestales de la Comunidad de Madrid, servicio que fue externalizado en 1997 y que pertenece a las empresas Infosa y Matinsa, del grupo FCC, han parado este fin de semana en protesta por el bloqueo en las negociaciones sobre el convenio colectivo.

Tiránicos servicios mínimos

El sindicato está estudiando las posibles responsabilidades por parte de la Dirección de la Agencia de Seguridad y Emergencias 112, que son los máximos responsables “de la tiránica resolución de servicios mínimos, que coarta el derecho fundamental de huelga”.

Desde UGT denuncian que en menos de 24 horas han modificado dos veces la Resolución de Servicios Mínimos, y “si la primera vulneraba el derecho fundamental de huelga, la segunda mucho más”.

El motivo de la huelga es la no aceptación por la patronal Asepeif de la “práctica totalidad de las propuestas planteadas por los trabajadores para alcanzar un acuerdo sobre el convenio colectivo del sector”, han señalado las fuentes consultadas.

Desde el sindicato UGT consideran que la resolución de la Dirección de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112, “vulnera el derecho de huelga de los trabajadores y las trabajadoras del servicio de extinción y prevención de incendios forestales de la Comunidad de Madrid”, por lo que los servicios jurídicos de FeSP-UGT de Madrid “han tomado la decisión de presentar demanda contra el órgano que dictó la resolución”, ha señalado a este diario Antonio García Zamora, de UGT.

Desde la Federación de Servicios Públicos de UGT exigieron a primeros de mes al presidente de la Comunidad de Madrid algunas de las demandas de las trabajadoras y trabajadores de las brigadas forestales, entre ellas: disponibilidad (más de 1.640 horas anuales a coste cero con un tiempo de respuesta máximo de 30 minutos aparte de la jornada ordinaria). Es decir, sin estar de servicio, las brigadas deben permanecer disponibles y desplazarse hasta su base operativa en menos de 30 minutos si así se les requiere. Con esta fórmula “es imposible conciliar vida familiar y laboral”, señaló el representante de UGT.

También exigen categoría de bombero forestal, turno 2/2, reivindicaciones que corresponden en exclusiva a la Comunidad de Madrid. “Las empresas dicen que debe ser la Comunidad quien lo haga. Castilla-La Mancha ya lo ha aprobado”, exigen desde el sindicato.

También reivindican la actualización de los salarios de 1.100 euros. UGT destaca que hace una década que se congelaron y que han perdido un poder adquisitivo superior al 10%. La oferta de las empresas está por debajo del 2%, lo qué les parece insuficiente. Para explicar los motivos de la huelga los trabajadores han instalado puntos de información a los ciudadanos en la piscina natural de Cercedilla, en la piscina natural de Bruitrago de Lozoya y en Las Presillas-Rascafría.

La huelga propuesta por los trabajadores por el bloqueo de las negociaciones sobre el convenio colectivo se repetirá durante 48 horas todos los fines de semana de agosto.

El convenio colectivo venció en diciembre y las negociaciones para firmar uno nuevo con las empresas, Infosa y Matinsa, del grupo FCC, no han dado resultados.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 + 2 =