Los recortes aplicados a los servicios de prevención y extinción de incendios, unidos a las elevadas temperaturas, están propiciando que las labores para sofocarlos sean una tarea cada vez más complicada.

CC.OO defiende que las dificultades que viven los agentes forestales en los trabajos de previsión y preparación del medio, se deben a las medidas de reducción del gasto.

El sindicato pone sobre la mesa una variable que considera fundamental a la hora de abordar cualquier conato de incendio, y no es otra que la prevención. Desde su punto de vista, este tipo de actividades que se realizan durante todo el año por los servicios forestales, son esenciales para salvar bosques y montes. Por tanto reclaman, que las labores preventivas tengan un mayor peso en los emolumentos presupuestarios, y no se produzca un agravio comparativo centrado exclusivamente en los servicios de extinción.

Estas rebajas en el presupuesto han suscitado distintas denuncias por la falta de efectivos, generando una mayor temporalidad, así como una menor estabilidad laboral de los servicios forestales. La propia CC.OO. pone en evidencia el papel que ha jugado la Junta de Andalucía desde que empezó la crisis, reduciendo paulatinamente tanto el número de efectivos del INFOCA, en torno a 400, como de presupuesto, con una disminución que ronda el 20%.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 4 =