El principio de acuerdo entre la Congregación de Mena y el hospital Materno Infantil de Málaga para que un grupo de legionarios visitara el pasado lunes a los niños enfermos allí ingresados partía de la base de que debía ser una visita de tipo social y no militar. Pero cuando los legionarios cantaron su conocido himno El novio de la muerte en la ludoteca ante un expectante grupo de niños enfermos y sus padres se traspasó presuntamente el carácter social de la visita, aunque todos los padres de los niños allí ingresados habían dado previamente su consentimiento verbal al acto, en el que los militares regalaron camisetas y peluches a los menores ingresados y compartieron unos instantes de convivencia.

La presunta vulneración del carácter social de la visita de los legionarios al centro sanitario público se deja entrever en la pregunta que el parlamentario de Izquierda Unida por la provincia de Málaga José Antonio Castro registrará en la Cámara autonómica. El diputado de IU quiere saber por qué la Junta de Andalucía ha facilitado “la presencia de militares en un centro público, vinculados a la Semana Santa y cantando el himno de la Legión”. Además, Castro considera aún más grave que cantaron este conocido himno “en la planta de oncología infantil”.

El centro sanitario concreta que los militares cantaron el himno en la ludoteca y nunca en el área de enfermos de cáncer y que en todo momento tuvo el consentimiento de los padres de los niños. Responsables del centro hospitalario preguntaron a los progenitores de los 14 niños ingresados en el área de Oncología Infantil si estaban de acuerdo con la visita y todos ellos dieron su consentimiento.

Desde el hospital Materno Infantil de Málaga se asegura que se mantiene “una relación fluida y continua con diversas asociaciones y colectivos malagueños que colaboran, de forma habitual y durante todo el año, con la organización de diferentes actividades lúdicas para los menores ingresados, con el fin de amenizar su estancia en el centro, así como la de sus familias”.

Militares de la Brigada Paracaidista también visitaron este martes a los niños.

Todas estas actividades se gestionan a través de la Comisión Lúdica con la que cuenta este centro sanitario, participada por médicos, enfermeros, auxiliares, administrativos, trabajadores sociales y una maestra. Los actos que organiza el centro sanitario público son voluntarios y “tienen como único fin el de amenizar la estancia de menores y familias”, apuntan desde el Materno Infantil.

Todas las visitas de colectivos y asociaciones al centro son avisadas previamente a las familias, tanto en las plantas de hospitalización, como en el espacio de Aula Hospitalaria y Ludoteca. La participación en las mismas es voluntaria por parte de los niños y padres. Asimismo, cuando se accede a los espacios de hospitalización se solicita previamente a las familias la autorización verbal correspondiente para ello, “por lo que si alguna familia muestra su disconformidad, se respeta siempre, como no podría ser de otra manera en un centro público”, detalla el hospital malagueño.

Tras la polvareda levantada en las redes sociales tras colgarse un vídeo donde se ve a los legionarios cantando el conocido cuplé ante los niños hospitalizados, este martes, las actividades lúdicas del centro sanitario continuaron con su agenda prevista con motivo de la Semana Santa. La delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Ana Isabel González, y el gerente del Hospital Regional de Málaga, Emiliano Nuevo, acompañados por miembros del equipo directivo y profesionales de Pediatría, recibieron por la mañana a una representación de la Brigada Paracaidista Almogávares del Ejército de Tierra, al mando del General Jefe de la Brigada Alfredo Pérez de Aguado, en una visita que, desde hace ya más de 15 años, realiza a los niños y niñas ingresados en este hospital malagueño.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 1 =