La falta de transparencia y la poca renovación en los cargos directivos no es únicamente potestad de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE). Teddy Bautista fue vicepresidente de la entidad de 1984 a 1995 para inmediatamente convertirse en el máximo responsable de la entidad de 1995 a 2011.

Bautista acabó siendo detenido por la Guardia Civil y procesado en el año 2011, junto a otras personas vinculadas a la SGAE y la empresa Microgénesis, dentro de lo que se conoció como Operación Saga. Pero en España hay otras entidades de gestión con los mismos problemas de los que adolece la SGAE, aunque de momento permanecen por debajo del radar mediático.

El primer “Teddy Bautista” es el célebre autor y director de orquesta Luis Cobos. Se mantiene como presidente de la entidad Artistas Intérpretes y Ejecutantes (AIE) desde su creación en 1989. AIE es la entidad de gestión que vela por los derechos económicos y morales de los músicos en su faceta de intérpretes (instrumentistas de la banda, músicos de estudio, etc.). Así las cosas, los músicos que creen e interpreten sus propias canciones se beneficiarán de la recaudación tanto de SGAE como de AIE.

Hay que resaltar que esta entidad fue multada por la Comisión Nacional de la Competencia con 500.000 euros por tarifas abusivas a Sogecable en el 2011 y con 1,6 millones de euros por aplicar tarifas más altas a las emisoras privadas que a las públicas en 2015. En ningún hubo dimisiones en AIE.

 

Cerezo y Bardem

En el complejo y desconocido mundo de las entidades de gestión el segundo “Teddy” es más famoso por su relación con el mundo del fútbol. Hablamos de Enrique Cerezo, 29º presidente del Atlético de Madrid y productor cinematográfico. Cerezo es presidente de la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA) desde 1998. EGEDA fue multada en 2012 con 478.515 euros por el establecimiento de tarifas abusivas a hoteles, pero tampoco hubo dimisiones en la entidad.

La tercera “Teddy” es una mujer, la actriz Pilar Bardem. Fue reelegida con el 97,7 % en las elecciones del 2014 de la Asociación de Artistas Intérpretes, Sociedad de Gestión (AISGE). Esta entidad realiza una tarea similar a la AIE de Luis Cobos, pero orientada a actores y actrices en lugar de a intérpretes musicales (AISGE tuvo conflictos con AIE en sus orígenes por este motivo). Bardem lleva al frente de AISGE desde el 2003, cuando asumió el cargo tras la dimisión de Assumpta Serna. Tampoco dimitió cuando en el 2011 AISGE fue multada con 627.855 euros por imponer tarifas en salas de cine.

Para finalizar, el último “Teddy” nos lo encontramos en el lugar menos pensado: la Asociación de Internautas. El Tribunal Supremo condenó a la Asociación a pagar a la SGAE 36.000 euros de multa, más otros 14.000 por el dominio “Putasgae” en el 2010. Este colectivo, némesis de la SGAE y resto de entidades de gestión durante años, tiene a Víctor Domingo al frente desde 1996, presentando este una candidatura única en las elecciones de este año y siendo reelegido automáticamente

La falta de control de las instituciones sobre las entidades de gestión ha propiciado que estas se conviertan en entes opacos, poco democráticos y con una acusada tendencia a no renovar a sus directivos. Ostentar un cargo en una entidad de gestión es una actividad bien remunerada y donde aparentemente no es necesario asumir ningún tipo de responsabilidad. Por lo menos, hasta que aparece la Guardia Civil.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × dos =