Qué horror, y no nos damos cuenta. El mapa del fascismo en Europa anega de color azul casi negro nuestra preciada civilización. Nosotros no nos creemos fascistas porque lo miramos desde dentro, nos creemos muy dignas e inteligentes como para caer en esa bazofia intelectual, lo banalizamos y empleamos el palabro para atacar sin medir su verdad… pero alejémomos un poco… ahí están, los problemas sin solucionar y la reacción, porque la radicalización conservadora empieza siendo un síntoma para derivar en la invasión del cuerpo todo.

La decrepitud cultural lleva a la esclerotización de los valores de una sociedad, y así, rígidos ya como miembros secos y paralizados, cualquier atisbo de movimiento o novedad provocan la reacción de autodefensa: eso es el fascismo. Sociológicamente es comprensible. El arranque análogo es la creencia absurda de creerse en posesión de una esperanza que dé solución a todo lo humano… se piensa a sí misma como izquierda, y no lo es: es un fascismo educado, fino, culto, biempensante.

Así construimos muros. Los 80’s, y me parece mentira lo que voy a decir porque los sufrí de lleno, fueron época de derribar muros con la impresión de que se viajaba hacia la libertad, hasta los países parecían límites ridículos… Ahora con cada paso de no-gobierno que damos ponemos otro ladrillo en muros que están diviendo, cerrando, aislando y provocando la defensa de lo particular. Con el zoom abierto esto es el nacionalismo, por más que se disfrace de popular, liberador o de romanticismo byroniano o incluso de verismo verdiano.

El caso de Catalunya y España es evidente; yo, que entiendo cada vez mejor la indignación catalana, no puedo dejarme caer en los brazos de una “revolución” que no mira hacia sus víctimas y se justifica todo por la grandeza de su fin: es fascista… como lo es el Estado pisoteando los derechos de la gente y no dando los cauces para su expresión. Algunos (a ambos lados) han ido levantando bardales para que cualquier acercamiento suponga una agresión de la “intimidad” y eso justifica otra agresión que pasa a denominarse “legítima defensa”: así no.

Así no, y no soy escritor de distopías pero no me parece descabellado imaginar un mundo entre el agobio adictivo de las nuevas tecnologías y las funestas y falsarias redes sociales, recursos para negar la evidencia de la vida auténtica, y una sinización del planeta: una supuesta libertad proletaria disfrazada de democracia popular (china) siendo en realidad una dictadura brutal, negadora de todo derecho individual, racista, explotadora y cruel al estilo de lo que vemos en algunos países de Oriente. Déjenme ser malo: los luchadores por la libertad en ese futuro terrorífico serán los fanáticos religiosos, ora la locura islámica ora el nefando cristianismo en sus múltiples versiones destructivas…

Mierda de futuro. Mejor: un futuro de mierda. Esto estamos construyendo. Eso sí, se nos llena la boca con el “Yo por mi prole mato”. Añadan consumo desaforado, contaminación, hambre, calentamiento global…

La clave está en la Educación, en la Cultura, nos duele el cerebro de decirlo; Pedro Olalla ha hecho un librito precioso titulado De senectute politica (Acantilado, 2018) en el que, disfrazado de carta a Cicerón desde nuestros días, ensarta una análisis crítico de lo que debería ser la democracia y lo que es, amparándose en las sabidurías de la Antigüedad… el reparto de la riqueza, la renta básica, el concepto de creación de riqueza desligado de la productividad laboral, la reivindicación de la madurez y la autoridad y la muerte frente a una sociedad que pretende elongar la juventud perpetuamente, la reivindicación de la libertad y el Estado de Derecho…

La única pega: quizá una idealización de la política antigua (la griega incomprensible sin la esclavitud de la mayoría, la romana era literalmente lo que hoy es la Mafia, no sé si alguien ha investigado a la Cosa como vestigio postrero de la Roma antigua junto con El Vaticano) pero que le viene bien como excusa para un perfecto análisis de lo que está ocurriendo, para hacer propuestas necesarias, útiles, prácticas; podríamos hablar de política divulgativa, porque igual que leemos sobre mecánica cuántica sin tener que ser físicos, un poco de reflexión sobre el orden establecido, aunque no seamos sociólogas, nos permite autorregularnos. Excepcional, recomendable, lectura para vivir mejor…

Les recuerdo que la palabra “ladrón” en griego clásico significa “perforamuros” (los “toichörikoí”), preferible es la amoralidad de estos ladrones clásicos que toda esta basura de moral fascista que nos rodea.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorMagdalena Valerio expone el compromiso del gobierno para acabar con los falsos autónomos
Artículo siguienteEgipto en una cárcel al aire libre
Huelva, 1969. Licenciado en Filosofía por la Universidad de Sevilla y Doctor por la Universidad de Valladolid (tesis: Obra y edición en Juan Ramón Jiménez. El «poema vivo»; Premio Extraordinario de Doctorado). He sido gestor cultural, lógicamente frustrado, y soy profesor de instituto, de filosofía, hasta donde lo permita el gobierno actual. Director del Festival Internacional de Música Ciudad de Ayamonte (2002 y 2003). Coordinador de los actos del Trienio Zenobia-JRJ 2006-2008. Asesoría musical para la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía (2003-2013). Consejo Asesor Literario de la Diputación Provincial de Huelva (2002-2013). Colaboro semanalmente con la prensa escrita en Huelva Información. Junto a Javier Blasco, he codirigido Obras de JRJ, en 48 volúmenes para Visor; he publicado varios ensayos en torno a su concepto de «obra»: -Copérnico y Juan Ramón Jiménez. Crisis de un paradigma (2008) -El materialismo de Juan Ramón Jiménez. (JRJ excavado: alma y belleza, 1900-1949) (2010) -Juan Ramón Jiménez en el Archivo Histórico Nacional: Vol 2. MONUMENTO DE AMOR, ORNATO y ELLOS (2011) -Poesía no escrita. Índices de Obras de JRJ, junto al profesor Javier Blasco (2013) Lejos de tener vocación de cuentista, sí me encuentro cómodo en la prosa corta, lo que me hace deambular entre el relato, el microrrelato, la estampa o el poema en prosa. Veo poco más que comercio en la literatura actual; suelo experimentar con la forma. Mis libros: -Las apoteosis (2000) -Libro de las taxidermias (2002) -Libro de los humores (2005) -Libro del ensoñamiento (2007) -Álbum blanco (2011) -Tenebrario (2013) -De la luz y tres prosas granadinas (2014). -Libro de las causas segundas o Las criaturas (2014, Epub) -Mar de historias. Libro decreciente (2016) He publicado cuentos en diversas revistas y he sido recogido en varias antologías, como Mundos mínimos. El microrrelato en la literatura española contemporánea (2007), editada por la profesora Teresa Gómez Trueba; Microrrelato en Andalucía (2007), edición del crítico Pedro M. Domene, y más recientemente en Velas al viento. Los microrrelatos de La Nave de los Locos (2010) o Mar de pirañas. Nuevas voces del microrrelato español, ambas por Fernando Valls (2012). En el blog literario de este crítico se pueden encontrar textos míos. Mis artículos en: quenosenada.blogspot.com.es

2 Comentarios

  1. Sr. Silvera: yo no sé distinguir ninguna víctima causada por esta “revolución”; tampoco veo que justifique “todo” por la “grandeza de su fin”. Al contrario, veo un proceso pacífico que no pretende menoscabar los derechos de nadie, y todo lo justifica exclusivamente en base a los Derechos Humanos y en pos de éstos; es tendencioso calificarlo gratuitamente de fascismo. He aquí un enlace con un solvente análisis exhaustivamente documentado, para su información:
    https://dezayasalfred.wordpress.com/2018/02/25/aplicacion-recomendada-de-los-apuntes-practicos-para-la-apreciacion-de-actividades-y-alegaciones-relativas-al-ejercicio-pacifico-y-democratico-del-derecho-de-libre-determinacion-de-los-pu/

  2. Sr. Silvera: yo no sé distinguir ninguna víctima causada por esta “revolución”; tampoco veo que justifique “todo” por la “grandeza de su fin”. Al contrario, veo un proceso pacífico que no pretende menoscabar los derechos de nadie, y todo lo justifica exclusivamente en base a los Derechos Humanos y en pos de éstos; es tendencioso calificar la reclamación catalana de fascismo. He aquí un enlace con un solvente análisis exhaustivamente documentado, para su información:
    https://dezayasalfred.wordpress.com/2018/02/25/aplicacion-recomendada-de-los-apuntes-practicos-para-la-apreciacion-de-actividades-y-alegaciones-relativas-al-ejercicio-pacifico-y-democratico-del-derecho-de-libre-determinacion-de-los-pu/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 4 =