El Consejo de Ministros de este viernes tiene previsto aprobar una partida extraordinaria de fondos para paliar los efectos que el temporal de este pasado fin de semana ha dejado en las provincias de Cádiz, Huelva y sobre todo Málaga, la más afectada por unas lluvias que no son en absoluto excepcionales y sí frecuentes en cuanto a su incidencia periódica e intensidad, como aseguran los expertos. Pero una quincena de localidades aún aguardan las ayudas aprobadas por el Gobierno de Mariano Rajoy para paliar los daños de las lluvias del pasado 2015.

Numerosas viviendas construidas ilegalmente en zonas inundables (sólo en el municipio de Cártama existen más de 300) y la falta absoluta de acuerdos durante décadas entre las distintas administraciones para acometer la imprescindible limpieza y encauzamiento del río Guadalhorce son los causantes directos de que las Administraciones públicas tengan que parchear con ayudas públicas los daños causados, sin que se pongan manos a la obra para perros-rescatadosacometer las reformas realmente necesarias que impidan que se repitan estos daños a miles de afectados año tras año.

Los litros de agua caídos copiosamente este fin de semana en Málaga se han repetido más de medio centenar de veces en los últimos 20 años de registros, con lo que se destierra por completo la excepcionalidad de las últimas lluvias, como algunas autoridades han enarbolado para excusar la fuerza de la naturaleza en estas tierras.

A todos estos alarmante datos que ponen en entredicho los argumentos de la imprevisibilidad de las lluvias torrenciales y sus efectos, que tanto Gobierno, como Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Málaga ponen por delante como excusas, se añade que las ayudas que el ejecutivo central ya prometió y confirmó para paliar los efectos de las lluvias del pasado 2015 aún están esperándolas un total de 15 municipios malagueños afectados, informa diario Sur.

En 2015, el Consejo de Ministros aprobó una partida extraordinaria de 19,7 millones para, entre otras, las localidades dañadas en la provincia de Málaga. Alhaurín de la Torre, Algarrobo, Arenas, Casares, Cortes de la Frontera, Estepona, Genalguacil, Igualeja, Jubrique, Júzcar, Manilva, Pujerra, Ronda, Sayalonga y Torremolinos fueron los municipios afectados. A día de hoy no han recibido un céntimo, de los casi 20 millones de crédito extraordinario aprobado por el Gobierno para los daños causados en el sur y este peninsular y en Canarias en 2015. Sólo en Málaga, los ayuntamientos afectados cuantificaron los daños en más de 6 millones de euros.

En esta ocasión, los destrozos ocasionados este fin de semana pasado han sido cuantificados en 25 millones de euros y han afectado a unas 6.000 personas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − 10 =