La inspección de los menús escolares que se sirven actualmente en los centros educativos de Andalucía la realizan veterinarios y farmacéuticos y no dietistas-nutricionistas. Esto es así al menos desde el año 2014, según ha podido constatar Diario16 en fuentes del sector. Desde esta fecha, la Consejería de Salud dejó de contar con los expertos de dietética y nutrición para elaborar las tablas nutricionales y pasó a utilizar los servicios del cuerpo de inspección de su departamento, compuesto exclusivamente por veterinarios y farmacéuticos.

La consejera de Educación asegura que criticar los menús sexistas de los comedores escolares es utilizar “la demagogia del hambre”

Por normativa, son estos profesionales los únicos que tienen actualmente acceso a la supervisión de los menús escolares que se sirven a casi 200.000 escolares en Andalucía en más de 1.900 colegios públicos. Tanto veterinarios como farmacéuticos reciben un curso de varias horas sobre nutrición para que puedan tener un respaldo oficial para la preparación técnica de los menús escolares que después sirven una decena de empresas de catering y también comedores de gestión propia.

Las tablas nutricionales que se encuentran actualmente en vigor en el denominado Plan Evacole de la Consejería de Educación “han sido metidas con calzador y obviando las alegaciones” que los expertos en dietética y nutrición han trasladado reiteradamente tanto al departamento de Salud como al de Educación, según denuncia el decano del Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de Andalucía, Luis J. Morán.

El Plan Evacole depende de la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Salud y se encarga de la evaluación de la oferta alimentaria en los centros escolares de Andalucía. En el último documento aprobado el pasado agosto, aparecen unas tablas con la ingesta de energía diaria recomendada y proporción de energía que debe contener la comida del mediodía en los diferentes tramos de edad escolar. Diario16 adelantó que estas tablas, que Educación define como “recomendables”, distinguen por sexos la ingesta de alimentos y también otorgan una mayor proporción de alimentos para los niños que para las niñas, cuando todos los expertos consultados consideran “absurdo” que se realice esta distinción a estas edades.

Pese a todo, la Consejería de Educación mantiene en vigor estos menús sexistas pese a que el Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Andalucía ya advirtió “hace años” al ejecutivo de Susana Díaz de que contenía numerosos desajustes claramente mejorables, como por ejemplo que se recomiende legalmente servir un menú con mayor gramaje a los niños que a las niñas pese a que los padres pagan el mismo precio por el servicio de ambos. En este sentido, el decano del Colegio de Dietistas-Nutricionistas de Andalucía incide en la importancia de la formación de los monitores de comedor, que actualmente sólo pueden ser supervisados por veterinarios y farmacéuticos.

Ni veterinarios ni farmacéuticos tienen capacidad sancionadora a las empresas que gestionan los menús escolares

La consejera de Educación, Sonia Gaya, ha calificado de “absurda” la polémica de los menús sexistas en los comedores escolares porque “tanto en la línea fría como en los comedores de gestión directa normalmente el alumno repite cuando quiere repetir”. En declaraciones a Antena 3 TV, Gaya asegura que “no se puede utilizar la demagogia del hambre” pese a que la polémica surge por el trato sexista en las tablas nutricionales, que ahora trasciende que no son elaboradas por expertos en nutrición sino por veterinarios y farmacéuticos.

El máximo responsable de los dietistas-nutricionistas de Andalucía asegura que el Plan Evacole, encargado de la evaluación periódica de la oferta alimentaria en los centros escolares andaluces, “necesita mejoras urgentes”. Morán recuerda que esta advertencia de deficiencias se la transmitió el organismo que preside a los responsables de la Consejería de Salud en la última reunión celebrada “hace años”, concretamente en 2016, aunque la Administración andaluza dejó de contar con sus servicios dos años antes, en 2014.

Por ello, en la actualidad sólo farmacéuticos y veterinarios realizan estas labores de supervisión de los menús de los comedores escolares en Andalucía. Morán denuncia que “un farmacéutico y un veterinario no tienen competencias para evaluar un menú escolar”.

Esta situación irregular provoca que el Plan Evacole no tenga ninguna capacidad sancionadora sobre las empresas que realizan los menús escolares, a las que sólo se las puede expedientar por incumplimiento del pliego de condiciones, pero no lo puede hacer la Consejería de Salud porque no dispone de expertos adecuados para ello en su equipo de inspectores.

Los nutricionistas andaluces critican que la Administración autonómica no tuviera en cuenta sus advertencias, que vienen avaladas por sociedades científicas, universidades y el colegio profesional de dietistas-nutricionistas. “Curioso que no se tuvieran en cuenta y que nunca más nos convocaran”, lamenta Morán.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once − tres =