Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género.

La lucha contra la violencia machista sigue arrojando unas estadísticas esperanzadoras pero aún muy lejos de una efectividad real y un compromiso visible con las víctimas de esta lacra, una cruel realidad que en lo que va de año suma ya, con la mujer asesinada por su pareja este domingo en Cuevas de Almanzora (Almería), un total de 43 crímenes machistas. El balance del segundo trimestre de este 2017 realizado por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género constata que casi una de cada tres sentencias dictadas sobre violencia de género es absolutoria para los presuntos maltratadores, y eso que se ha incrementado tres puntos el porcentaje de sentencias condenatorias a los verdugos hasta llegar al 67,2% del total de denuncias.

El 3% de las mujeres que solicitan órdenes de protección son menores de edad

El Observatorio ha constatado también que, pese al incremento del 4,2% de las órdenes de protección adoptadas respecto al total de solicitadas, aún se siguen rechazando casi una de cada tres solicitudes. El 32,10% de las mujeres que reclaman ser protegidas por el Estado de sus presuntos maltratadores se quedan sin este decisivo respaldo por decisión judicial.

Pese a todo, el balance del Poder Judicial resalta que se ha incrementado un 6,8% el número de solicitudes respecto al mismo trimestre de 2016, una cantidad que no se traduce en paralelo con idéntico incremento de solicitudes aceptadas ya que en este sentido el incremento ha sido solo del 4,2% de solicitudes de protección aceptadas por los órganos judiciales.

El Observatorio informa que se han solicitado un total de 11.776 órdenes de protección en los diferentes órganos judiciales durante el segundo trimestre del año. De ellas, un total de 10.242 órdenes de protección (que incluyen medidas de protección y seguridad de las víctimas) fueron solicitadas en los juzgados de violencia sobre la mujer y otras 1.534 lo fueron en los juzgados de guardia.

En este apartado sobre órdenes de protección destaca el dato de que un 3% de las mujeres solicitantes son menores de edad. En la mitad de los casos la relación de pareja se mantenía en el instante de la solicitud de la orden de protección, un dato que desciende dos puntos respecto al mismo periodo del pasado 2016.

La presidenta del Observatorio afirma que es “imposible” asumir como “algo normal” la crueldad denunciada el segundo trimestre por más de 40.000 mujeres

Respecto a las sentencias condenatorias destaca un dato alarmante: casi la mitad de los juzgados de lo penal que dictan fallos relacionados con la violencia de género absuelven a los denunciados por violencia machista. El 56% en concreto. Este porcentaje supera en algo más de un punto el que se produjo en el mismo periodo de 2016.

Este porcentaje de sentencias condenatorias se incrementa notablemente en los juzgados de violencia sobre la mujer y las secciones penales de las Audiencias Provinciales, que registran porcentajes por encima del 83%.

Durante el segundo trimestre de 2017 se han contabilizado un total de 40.366 mujeres víctimas de violencia sexista del total de las 42.689 denuncias presentadas en los órganos judiciales.

La presidenta del Observatorio, Ángeles Carmona, asegura que “la mayor visibilidad del fenómeno de la violencia de género” queda corroborado por estos datos del segundo trimestre del año y proporcionan “una radiografía muy completa de este tipo de violencia” que conduce “invariablemente a las dos caras de una misma moneda”.

Carmona destaca como datos positivos, “algunos muy positivos”, el descenso del número de mujeres que renuncian a declarar en el marco del proceso judicial y el mantenimiento de las medidas judiciales que buscan proteger a los menores como víctimas que también son al fin de la violencia de género. La presidenta del Observatorio también subraya “una vez más” el aumento de las condenas a los maltratadores, “por lo que tiene de valor en sí mismo y por el mensaje ejemplarizante que desprende: no hay impunidad para la violencia machista”, aunque no aporta ninguna valoración al elevadísimo índice que aún se constata de fallos absolutorios y también de solicitudes de protección denegadas.

“Es indudable que el incremento en el número de denuncias nos preocupa a la vez que puede expresar asimismo una mayor conciencia y valentía a la hora de no consentir ningún episodio de violencia de género, independientemente de la gravedad del mismo”, apunta Carmona.

También resalta su “preocupación por la elevada cifra de mujeres víctimas de violencia de género”. Carmona añade que “asumir como algo normal esas más de cuarenta mil mujeres que han sufrido en un trimestre la crueldad de la violencia sexista es imposible”. La máxima dirigente de la lucha contra la violencia machista asegura que “el compromiso del Observatorio no es papel mojado, sino que se plasma en el fortalecimiento de la coordinación institucional y en la sensibilización de toda la sociedad”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − 9 =