Díaz posa este miércoles en Marbella con muchos de los jóvenes socialistas presentes en la charla “interna” de Heredia.

La plana mayor de las Juventudes Socialistas de Andalucía, la misma que escuchó con atención el pasado 20 de noviembre en el municipio malagueño de Cortes de la Frontera las mentiras constatadas del diputado malagueño Miguel Ángel Heredia sobre cómo se orquestó el derribo del ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, arroparon calurosamente a la candidata Susana Díaz en el mitin que pronunció este miércoles en Marbella con la notable ausencia del propio Heredia, máximo responsable del partido en la provincia.

Entre los presentes en el acto de Marbella se encontraban, entre otros, José Carlos Durán, secretario general de las Juventudes Socialistas de Andalucía (JSA) y concejal en el Ayuntamiento de Málaga, Gema Ruiz, secretaria general del partido en el pueblo donde se celebró el 20 de noviembre la charla del diputado Heredia, o Sergio González, secretario general de las Juventudes de la capital malagueña.

La Susana Díaz más fraternal, la más compañera de sus compañeros, la que ansía ser la primera mujer secretaria general de un partido con casi siglo y medio de historia y la primera presidenta de este país, la que cose a destajo para suturar heridas internas vuelve a la escena mitinera de esta precampaña de primarias socialistas justo cuando más en evidencia ha quedado su estrategia apenas horas después de las mentiras constatadas del diputado malagueño Miguel Ángel Heredia, al que la propia candidata ha vetado su presencia en el primer acto que la candidata a primarias convocaba en la provincia de Málaga, concretamente este jueves 5 de abril en el salón de un restaurante marbellí ante unos 300 seguidores.

El diputado malagueño es apartado de la campaña de la andaluza justo en el primer mitin que da en su provincia

En el acto no faltó ningún cargo orgánico del partido a nivel provincial salvo su máximo responsable, el secretario provincial, Miguel Ángel Heredia, número dos del grupo socialista en el Congreso. La amplia mayoría de alcaldes de Málaga y los secretarios de Organización tuvieron su silla en la primera fila del restaurante donde Díaz congregó a unas 300 personas. Sólo faltó Heredia, quien sabiendo que se le echaría de menos en su tierra envió una excusa vía Twitter, asegurando que se encontraba preparando en el Congreso de los Diputados –donde mantiene su escaño desde hace 21 años– la enmienda a la totalidad de los Presupuestos del Estado que prepara el PSOE.

“Me presento porque no quiero a socialistas buenos y malos, que se señale a nadie, se aparte o se machaque”, dijo en su intervención la presidenta andaluza, quien volvió a enarbolar sus palabras clave: ganar, reflotar, fraternidad. “Quiero ganar para reflotar la fraternidad, el respeto y el cariño”, dijo ante un entregado auditorio, que incluso llegó a las lágrimas protagonizadas por el alcalde marbellí, José Bernal, durante su intervención.

Mientras tanto, a estas alturas sólo la gestora apoya la continuidad de Miguel Ángel Heredia al frente de la secretaría general del Grupo Socialista en el Congreso, ya que incluso la propia Susana Díaz, hasta ahora su gran valedora, ha marcado distancias con el líder del PSOE malagueño tras hacerse pública la charla que Heredia dio en un pueblo de la provincia el pasado noviembre ante una treintena de militantes de las Juventudes Socialistas.

El diputado Heredia se perdió sorprendentemente el primer mitin de Díaz en su provincia.

Heredia no sólo atacó a los guardias civiles y los autónomos por ser, dijo, “de derechas”, sino aseguró que el gran “enemigo” del PSOE es Podemos y no el PP, además de dar por hecho que el ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, tenía un acuerdo cerrado para gobernar gracias a Podemos y los independentistas catalanes, extremo este totalmente desmentido después de que su presunto informante, el líder de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, desmintiera categóricamente las afirmaciones del diputado socialista y exigiera su dimisión inmediata.

También otros compañeros de bancada socialista y próximos a Pedro Sánchez, como Zaida Cantera, Odón Elorza o la asturiana Adriana Lastra, han reclamado insistentemente la dimisión de su compañero de grupo parlamentario. La gestora, de momento, lo mantiene en el cargo porque, aseguran, “ha pedido disculpas” aunque se haya constatado que sus acusaciones eran totalmente falsas.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. No nos quedemos en la anécdota. Este pequeño diputado no es mas que la muestra de lo que representa: La Gestora y Susana.
    Ellos son los responsables de todas y cada una de las palabras de este elemento y de todas las palabras similares, dichas o insinuadas, por los “barones sacasillas” a lo largo de estos cinco meses. Es un “trabajo en equipo” diseñado y planificado para quitar de en medio a Pedro Sánchez y facilitarle la vida a la “Niña de Rajoy”.
    En vez de las memeces habituales de Susana, lo que nos deberían explicar es porque han ayudado a que la derecha mas corrupta de Europa se mantenga en el gobierno.
    ¡Animo Pedro! ¡Han metido la pata y están desesperaditos!
    Parece que la militancia no es la piara de ovejas que Susana suponía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × tres =