Los indicadores de pobreza y exclusión social caen en España por tercer año consecutivo hasta el 26,6%. A pesar de este descenso de 1,3 puntos con respecto al año anterior, la pobreza sigue afectando a más de 12 millones de personas residentes en España. Así se desprende del último Informe de Seguimiento del indicador de riesgo de pobreza y exclusión social en España que calcula los datos desde el año 2008 hasta el 2017.

Frente a esta situación, son muchas las asociaciones que ofrecen apoyo. Desde Cruz Roja Española, se han propuesto distribuir 17 millones de kilos de alimentos en lo que sería la segunda fase del Programa de Ayuda Alimentaria diseñado para este 2018. La comida que se reparta en esta segunda fase, alimentos básicos, poco perecederos y de fácil transporte, llegará a más de 642.000 personas.

El documento, presentado este martes por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español en el Senado, se basa en la tasa AROPE. Este indicador europeo, mide tanto el riesgo de pobreza (21,6%) como la carencia material severa (5,1%) y la baja intensidad en el empleo (12,8%). Cualquier persona que cumpla con los requisitos de alguna de estas tres categorías estaría dentro de la tasa AROPE, At risk of poverty or social exclusión, que se traduce en riesgo de pobreza o exclusión social.

De acuerdo con esta tasa, las personas en riesgo de pobreza son aquellas que tienen unos ingresos inferiores al 60% de los ingresos de la media de la renta nacional. Cuando hace referencia a aquellas personas con carencia de material severa incluye a aquellas personas que cumplan al menos cuatro de las nueve características que describen desde el EAPN.

Sin embargo, cabe destacar que en España, tres de estas categorías (tener un teléfono móvil, tener una TV en color y tener lavadora) no se contabilizan por que apenas hay población residente en España que no tenga acceso a estos bienes materiales.

El tercer indicador para entrar en la tasa AROPE tiene en cuenta la baja intensidad de empleo y calculando las personas menores de 60 años que viven en un hogar en el que sus miembros en edad de trabajar, no trabajaron ni un 20% de su potencial de trabajo total durante el año anterior.

A nivel mundial, la pobreza parece estar sufriendo un descenso notable. El ultimo informe de seguimiento de la pobreza global, publicado por el Banco Mundial, sostiene que la tasa de pobreza se ha reducido en un 30% en los últimos treinta años. El informe, que recoge datos de hasta 2015, revela que entre el 2013 y 2015 hubo un descenso de la pobreza equivalente a 34 millones de personas anuales.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × uno =