La pela es la pela. Y si se trata de conseguir financiación para la deuda catalana, todo vale, incluso ‘vender’ las bondades de la ‘Marca España’. ¡Hasta la reforma laboral! Esa es la Generalitat que este viernes organiza una ‘cumbre’ separatista para mayor gloria de las CUP y amargura de Nochebuena para el resto.

Por cierto, una cumbre que obliga a los funcionarios del ‘Parlament’ a trabajar aunque teóricamente sea festivo. La ‘patria catalana’ exige sus sacrificios…

Y todo eso después de que el gobierno libere otros 4.500 millones de euros a las autonomías para pago a proveedores. Es el último acuerdo del Consejo de Política Fiscal y Financiera al que Cataluña se negó a asistir.

De los 4.500 millones, 1.638 corresponden al FLA y 2900 por la relajación de los objetivos de déficit. En total, el gobierno central ha liberado 31.373 millones, siendo los más agraciados Valencia, Cataluña y Baleares.

No importa que Cataluña sea de las comunidades más beneficiadas del fondo de liquidez. No importa que pueda seguir manteniendo el estado de bienestar y la propaganda nacionalista gracias a su pertenencia a un club llamado España. No importa que la ruptura pudiera provocar un ‘tsunami’ infinitamente por que el ‘Brexit’.

Ni siquiera importa la hipocresía de vestirse de España cuando se sale a buscar dinero. Lo que importa es que el nacionalismo que ellos mismos han alimentado les exige gestos y decisiones. Y ahí están ellos, dispuestos a satisfacer a su electorado con permanentes fuegos antificiales.

La ‘operación diálogo’ está bien, pero no es suficiente. Hace falta pedagogía para que esa parte que quiere el divorcio conozca mejor al cónyuge y siquiera no le ame, al menos le estime asumiendo además que es mejor la convivencia que irse a vivir a la pensión. Y hace falta también que las autoridades -políticas y judiciales- sean intolerantes ante la deslealtad y el incumplimiento de la ley.

En definitiva, iniciativa, no reacción. Y coraje, no complejos. Instrumentos hay. Somos un Estado. Sólo hace falta voluntad de emplearlos. El problema no es sólo la ruptura institucional, sino la quiebra de la convivencia.

Y para colmo, el Gordo cae en Madrid. ‘España ens roba’…

 


El anzuelo del pescador

Buenismo alemán. Un tunecino encarcelado en Italia y fichado en EEUU, principal sospechoso de los atentados de Berlín. ¿Hasta cuándo durará el buenismo alemán? Merkel se empieza a plantear ahora agilizar las deportaciones…

Crisis italiana. El Monte dei Pasqui no logra la refinanciación necesaria y es intervenido. Todo ello con un gobierno interino. Esperemos que no haya efecto dominó porque podría afectar a la banca alemana.

Barriocanal, presidente de 13TV. Asume formalmente la presidencia que llevaba años ejerciendo informalmente. ¿Su objetivo? Buscar sinergias con COPE y convertir los números rojos en negros.

Iglesias debe elegir. Tras evidenciarse que el partido está divisido en dos, el ‘macho alfa morado’ debe elegir: o negociar con Errejón o pactar con los radicales anticapitalistas. Su religión -la que le hace adorarse a sí mismo- le impide pactar con el niño. Así que cabe esperar la radicalización de Podemos y el recrudecimiento de las tensiones internas.

El Gordo del PSOE. También da para una película: toca el Gordo en Ferraz y se desata la guerra… Que por qué no reparte, que si es de todos,… La guerra es tal que obliga a intervenir a la gestora. A perro flaco, todo son pulgas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − 1 =