El próximo 1 de septiembre entrará en vigor la eliminación de lámparas halógenas. A partir de esta fecha no se podrán vender determinados tipos de halógenos, los menos eficientes. Sin embargo, sí se podrán seguir vendiendo los que se encuentren en stock. Alfredo Berges, Director General de ANFALUM afirma que “es importante que la Administración de las Comunidades Autónomas tengan en cuenta que estos stocks no son eternos”, y que tanto los almacenistas y grandes superficies han de tener en cuenta el fin último de esta normativa que no es otro que introducir poco a poco en el mercado las nuevas tecnologías de la iluminación, dejando atrás la vieja tecnología, mucho menos eficiente. Según datos de los principales fabricantes adheridos a ANFALUM, el porcentaje sobre las ventas totales de lámparas que suponen las halógenas no llegan a un 10% del mercado. “Esto es debido –afirma Alfredo Berges, Director General de ANFALUM- a la buena comunicación que han tenido los fabricantes con sus clientes, pues han sabido trasladar correctamente la información sobre la normativa y su evolución”. Las nuevas tecnologías de la iluminación y la llamada iluminación inteligente (smartlighting) suponen ahorros de hasta el 80% con respecto a las anteriores.

Moratoria

Desde ANFALUM se viene promoviendo su uso desde hace años, así como de las instalaciones de calidad, y todo a través de las marcas reconocidas, como las que forman parte de la asociación. “El ahorro energético, -según Alfredo Berges- pasa por utilizar productos más eficientes, pero también es necesario que estén diseñados, instalados y realizado su mantenimiento de la mano de profesionales cualificados”.

Desde septiembre de 2009 ANFALUM ha liderado y promovido la correcta eliminación de los diferentes tipos de aparatos de “la vieja iluminación” del mercado español, según marcaba el calendario europeo. El 17 de abril de 2015, el Comité de reglamentación de Lighting Europe (federación europea de asociaciones a la que pertenece ANFALUM como único miembro español) negoció con la Comisión Europea una moratoria; se reunió y votó a favor de retrasar la eliminación, en cada país, para las lámparas y focos halógeneos no direccionales y de pequeñas potencias que hasta ahora no se hubieran eliminado, hasta 2018.

ANFALUM, como miembro de LightingEurope y su Comité Ejecutivo* y único interlocutor del sector ante el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio español, así como otros países, solicitó esta moratoria hasta 2020. Finalmente apoyó lo establecido: la fecha de 2018 como la fecha óptima para la prohibición de este tipo de lámparas halógenas. Por todo ello se enviaron enmiendas a los Reglamentos de la UE 244/2009 y 1194/2012 sobre lámparas. El tiempo adicional será útil para asegurar una transición sin problemas a las nuevas tecnologías de la Iluminación, opinaba el Secretario General de LightingEurope, Diederik de Stoppelaar: “La industria desde hace años apoya fuertemente el cambio a las soluciones de iluminación más eficientes. Si bien 2020 sería la fecha ideal para la eliminación gradual de la producción nacional de halógenos, 2018 es un compromiso aceptable. De lo que los consumidores deben darse cuenta es de que el desarrollo de tecnologías alternativas lleva su tiempo para ser realizado en buenas condiciones y que pueda estar disponible en el mercado”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 1 =