Estos días puede verse en CaixaForum Madrid Adolf Loos. 1870-1933. Espacios privados, la exposición más completa organizada hasta ahora en España sobre la obra del arquitecto vienés a través de dibujos, planos, fotografías, maquetas y 120 piezas de mobiliario.

La muestra, comisariada por Pilar Parcerisas y organizada por la Obra Social “La Caixa” y el Museu del Disseny de Barcelona, forma parte de una programación expositiva más amplia en torno a la arquitectura (con autores como Le Corbusier, Andrea Palladio, Richard Rogers o Alvar Aalto, entre otros), con la que se pretende ofrecer al visitante una visión global sobre su función en el mundo que nos rodea.

En esta ocasión le ha tocado el turno a la obra de Loos, un renovador radical de la arquitectura, el espacio interior y el mobiliario burgués decimonónico caracterizado por los objetos decorativos inútiles. Loos propuso otros objetos que garantizaban la intimidad y el confort del individuo. De ahí sus ya históricas palabras: “La casa tiene que dar placer a todos, contrariamente a la obra de arte que no tiene que complacer a nadie. La obra de arte es un asunto privado del artista. La casa no lo es”.

Pronto este arquitecto se convirtió en un símbolo de la modernidad. ”Loos es el arquitecto de los espacios privados, creador de espacios íntimos y confortables, y de exteriores, simples, llanos, desnudos, nihilistas, huyendo de las falsas apariencias. Loos era un filósofo del vivir íntimo, personal, capaz de construir una manera de vivir, un lugar donde quien lo habitara pudiera encontrarse a sí mismo. Esto nos explica la importancia que otorgaba a los materiales con que revestía los interiores, puesto que los consideraba su verdadera decoración. Siempre contra la imitación, es decir, contra la falsedad, recuperando aquello que la tradición tiene de bueno, sustituyendo el ornamento superfluo añadido por la calidad de los materiales”, ha declarado Pilar Vélez, directora del Museo del Disseny de Barcelona.

La exposición cuenta con un total de 218 obras, entre las que destacan 120 muebles –más de 50 sillas, sillones y taburetes, 13 lámparas, 21 mesas, escritorios y tocadores, armarios y librerías– y objetos de menor tamaño, como relojes, vasos, decantadores, espejos y perchas, entre otros. La muestra se complementa, además, con documentación muy variada: dibujos y litografías, fotografías, libros, manuscritos y maquetas, tanto de proyectos realizados como de otros no exitosos.

El recorrido se compone de seis ámbitos: Otto Wagner y la Secesión; La crisis del espacio doméstico; Espacios masculinos y femeninos; Forma y función en el mobiliario; Los interiores: construir, habitar y usar, y Tradición y modernidad. En cada una de ellos los interiores se presentan mediante la reproducción de fotografías de gran formato, para mostrar al visitante el interior de los espacios creados por Loos.

En el primer espacio, los visitantes podrán ver mobiliarios de otros artistas de la Secesión, fotografías de las obras de Wagner y otros materiales como libros, carteles y dibujos que explican el contexto histórico de la época. En el segundo, una muestra de las sillas de Loos desprovistas de decoración, minimalistas y ligeras, que generan ambigüedad entre el espacio público y privado. Y a continuación, la relación entre interiorismo y separación de géneros en Espacios masculinos y femeninos.

En el ámbito Forma y función del mobiliario se observa cómo Loos prefería los estilos Chippendale y Heppewhite, el sillón New Shaped Easy Chair de Hampton & Sons, y las sillas de mimbre. También las sillas Liberty, sillones Biedermeier y sofás Chesterfield, mesas de influencia turca, taburetes egipcios y alfombras orientales.

En el quinto espacio se exhiben las maquetas de la Casa Rufer y la Villa Müller, ambas partiendo de la idea de un cubo que favorece el reparto de las masas, y desde donde se busca el vacío interior para crear un espacio de distintas alturas. Y en el sexto y último pueden verse bocetos y maquetas de proyectos inéditos que nunca llegaron a realizarse, como el Chicago Column o la casa de la cantante Joséphine Baker en París. Todo muy revelador del concepto que Loos tenía de la arquitectura. La muestra estará abierta hasta el 24 de junio.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − dos =