Los dragones galeses abrasaron a los diablos belgas

0

Gales 3 – 1 Bélgica

Al iniciarse esta Eurocopa nadie pensaba que la selección galesa pasara de los octavos de final. Su juego sencillo, sin alardes, no hacía presagiar que avanzaran mucho. Pero la realidad nos dicta que ya están en semifinales. Y, además, en un partido contra una selección netamente superior y sin que Gareth Bale marcara.

El partido se inició con dominio belga, como se podía esperar de otro modo. Sin embargo, el entramado defensivo galés hacía imposible que las estrellas de Bélgica aprovecharan su calidad al no encontrar huecos por los que penetrar con la velocidad de balón que les caracteriza. Sin embargo, tuvieron una triple ocasión en la que primero Hennessey y luego la defensa impidió que se inaugurara el marcador. Gales tuvo alguna ocasión con un disparo de Bale que Courtois detuvo sin problemas. El partido tenía ritmo pero le faltaban ocasiones claras. Hacía falta un gol que rompiera los sistemas tácticos y llegó con un chutazo espectacular de Nainggolan que se coló por la escuadra de Hennessey. El partido se ponía muy de cara para Bélgica. Gales estaba obligada y tendría que adelantar líneas, lo que permitiría que se abrieran espacios por los que poder atacar con velocidad. Sin embargo, los galeses aprovecharon un córner para empatar el partido. Esa es una de sus armas y se vio que lo tenían muy trabajado al colocar a cuatro jugadores en fila india que imposibilitaba el marcaje al hombre belga. A partir de ahí el partido se jugó como Gales quería. Incluso al terminar la primera parte tenían más posesión.

En el segundo tiempo el entrenador belga hizo un cambio. Un nuevo error de visión de juego al retirar al extremo del Atlético de Madrid Carrasco para introducir a Fellaini, un jugador que no aporta más que llegada cuando Bélgica lo que necesitaba era posesión de balón y juego por las bandas para abrir la defensa galesa. El empuje belga hizo que tuviera ocasiones muy claras, sobre todo en un cabezazo de Fellaini que pasó rozando el palo. Sin embargo, Gales no se encontraba incómoda y a raíz de un balón largo de Bale que controló magistralmente Ramsey y que cedió a Robson-Kanú, llegó uno de los goles del torneo. El delantero galés hizo un regate con el tacón que dejó sentados a los tres defensas que le marcaban para quedarse solo ante Courtois y anotar el 2 a 1. Wilmots siguió equivocándose al retrasar su segundo cambio. Bélgica lo intentó, pero no creaba peligro. Esta selección ya ha demostrado cómo no tiene la capacidad para reaccionar cuando los partidos se ponen en contra. Finalmente, una cabalgada del lateral derecho galés terminó con un centro que remató Vokes con un espléndido cabezazo ante el que nada pudo hacer Courtois.

A Gales le espera Portugal en semifinales y viendo lo que ha hecho cada uno de ellos en el torneo los pronósticos no son fáciles, por mucho que pueda parecer una locura que los galeses se puedan meter en la final de la Eurocopa en su primera participación. Tendrán una baja sensible por la sanción a Ramsey.

ESTADISTICAS GALES BELGICA

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 + Diez =