En España, el número de demandas de disolución matrimonial ha registrado una disminución del 10,3% en el segundo trimestre de 2017, pasando de 33.434 separaciones y divorcios durante el segundo trimestre de 2016 a los 29.988 actuales, según los datos ofrecidos por la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

A pesar de que el mayor descenso se observa en las separaciones no consensuadas, con 440 demandas presentadas que suponen un 14,6% menos que las registradas entre el 1 de abril y el 30 de junio de 2016, la disminución se ha visto reflejada en todos los procedimientos de disolución -tanto contenciosos como consensuados-. Asimismo, las separaciones de mutuo acuerdo son un 12,1% menos, pasando de 1.061 a 933.

Por otra parte, las demandas de divorcio consensuadas han caído un 9,3% (17.095) respecto a las presentadas en el mismo periodo de 2016. La misma disminución -9,3%- se ha registrado en las demandas contenciosas, con 11.520 demandas presentadas frente a las 12.591 entre el 1 de abril y el 30 de junio de 2016.

En cuanto a las demandas de nulidad matrimonial, durante el segundo trimestre del año se han presentado 36 frente a las 46 del mismo periodo del año anterior, lo que se traduce en una disminución del 21,7%.

Canarias (7,4), la Comunidad Valenciana (7,39) y Asturias (6,99) fueron los lugares donde más demandas de divorcio y separación se registraron por cada 10.000 habitantes. Cataluña (6,89), Andalucía (6,77), Illes Balears (6,75), Cantabria (6,67) y Murcia (6,55) también superaron la media española de 6,44. Mientras que Castilla y León (5,15) es la Comunidad Autónoma que menos demandas de disolución matrimonial registra.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × cuatro =