Carles Puigdemont, el líder de Junts per Catalunya,  ha convocado a los diputados electos el 20D de su formación política a una reunión este viernes en Bruselas para progresar en las negociaciones que se mantienen con ERC y la CUP.

El ex president centrará el encuentro en perfilar una propuesta sobre la nueva Mesa del Parlament tan sólo cinco días antes de que se celebre la sesión constitutiva de la duodécima legislatura.

Puigdemont y los diputados electos de JxCat podrán acordar y perfilar los matices de la propuesta que Esquerra y la CUP que tendrían que validar este fin de semana. JxCat no contempla ningún plan alternativo a investir a su cabeza de lista, y reiteran que la vía telemática para hacerlo es una posibilidad, así como su vuelta a Catalunya.

La Mesa del Parlament es el primer acuerdo al que JxCat, PDeCAT, ERC tienen que llegar, la constitución de este órgano parlamentario es clave, ya que será la Mesa y la presidencia del Parlament quien tendría que dar luz verde a una hipotética investidura telemática de Puigdemont.

ERC es quien mantendría la presidencia de la Cámara si no hay cambios a la espera de si Carme Forcadell acepta repetir en el cargo o proponen otro nombre, hace unos días ella misma manifestaba en un medio catalán su negativa a repetir, extremo que se tendría que confirmar esta semana. Así, las negociaciones continuarían con un tema centras, la presidencia del Ejecutivo.

En todo caso Puigdemont, a falta de nueve días del pleno que tiene que constituir el Parlament, estaría valorando tanto la opción de ser investido presidente de la Generalitat desde Bruselas – la vía telemática si es preciso-, para después volver a Catalunya, como la posibilidad de quedarse en Bélgica una vez acabe la investidura evitando así el ser detenido y, posiblemente, encarcelado, o incluso una repetición de elecciones al Parlament.

A partir del 17, el plazo para celebrar sesión de investidura es de diez días hábiles siendo el 31 de enero e la fecha límite. En esta sesión el president tendría que ser investido por mayoría absoluta, en caso de no lograrlo el candidato se puede someter a una segunda votación dos días después, en la que sería suficiente mayoría simple. Si en esta segunda votación el candidato tampoco es elegido se pone en marcha una cuenta atrás de dos meses a contar desde la primera votación de investidura. En caso de que se llegue a esta fecha sin president elegido, la legislatura se disuelve automáticamente y se convocan elecciones de manera “inmediata”, según el reglamento.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once + cuatro =