Según el último informe de la Encuesta de Población Activa (EPA) el paro se sitúa con 4.237.800 personas en el último trimestre de 2016. Además, respecto al trimestre anterior el paro bajó en 83.000 personas y en relación a los últimos doce meses el número total de desempleados disminuyó en 541.700 personas.

En relación al número de ocupados, éste se reduce en 19.400 personas en el cuarto trimestre de 2016 respecto al trimestre anterior y se sitúa en 18.508.100. Sin embargo, en el total del año, el empleo ha crecido en 413.900 personas en los 12 últimos meses.

La población activa desciende situándose en 22.745.900. El número de hombres activos baja en 75.200, mientras que el número de mujeres activas lo hace en 27.300. En 2015 la población activa era de 22.873.700, por lo que en el último año ha descendido en 127.800 personas.

Cerca de 1,4 millones de hogares tienen todos sus miembros desempleados

Un dato que desmiente el optimismo del Gobierno es el referido a los hogares donde todos sus miembros están desempleados. A pesar de haber tenido un pequeño descenso respecto al último trimestre de 2015 la cifra aún es importante ya que todavía existen 1.387.700 de hogares con todos sus miembros desempleados. Esta cifra es aún más crítica para las 629.700 familias que no reciben ningún tipo de ingreso.

La EPA también informa de que el total de asalariados ha bajado este trimestre en 19.200 personas. Los indefinidos se incrementaron en 60.200, mientras que los que tienen contrato temporal disminuyeron en 79.400. En tasa interanual, el número de asalariados aumentó en 2016 en 396.600 personas, siendo superior el incremento del empleo temporal (226.700) respecto al indefinido (169.900).

El mercado laboral de nuestro país está enfermo por la elevada tasa de temporalidad y por los bajos salarios

Con estos datos el Gobierno ha salido a defender sus políticas olvidándose de la verdadera realidad del empleo en España. El mercado laboral de nuestro país está enfermo por la elevada tasa de temporalidad y por los bajos salarios. Hay que tener en cuenta que para que el paro haya descendido en 413.000 personas a lo largo del año 2016 ha sido necesario que se firmaran más de 20 millones de contratos, cifra que da una idea real de la temporalidad de nuestro mercado de trabajo.

La EPA demuestra que un mercado laboral basado en la precariedad, los contratos temporales de duración mínima, la estacionalidad, la rotación o los salarios bajos es muy vulnerable a cualquier acontecimiento supranacional o movimiento económico adverso.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + dieciocho =