Randstad destaca que se han convertido 285.981 contratos en indefinidos durante los seis primeros meses del año, lo que supone un crecimiento del 20,4% en el último año, el mayor incremento registrado desde 2007. Tras tres años de aumento constante, durante 2016 los contratos convertidos a indefinidos han vuelto a superar los 285.000, fenómeno que no ocurría desde 2008.

A pesar de las elevadas cifras registradas en 2007 y 2008, cuando se superaban las 400.000 conversiones en el primer semestre, la crisis económica supuso un punto de inflexión, con tres años de caídas consecutivas, entre 2007 y 2010. A pesar de un leve repunte registrado en 2011, entre 2012 y 2014 el volumen de contratos convertidos en indefinidos se situó en torno a los 200.000 durante la primera mitad del año. 2015 incrementó la cifra un 18%, hasta superar los 237.000 contratos. Por su parte, 2016 ha registrado el mayor crecimiento de la serie histórica, superando el 20% de variación durante el último año, hasta superar los 285.000 contratos convertidos en indefinidos.

“La cifra alcanzada en 2016, más de 285.000 conversiones, refleja que la contratación temporal es, cada vez más, una opción de los profesionales para acceder al mercado laboral” explica Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad. “La temporalidad no solo es un puente hacia al empleo, sino que también es una herramienta de paso hacia el empleo estable”, afirma.

Randstad también analiza cuál ha sido la evolución de los contratos convertidos a indefinidos dependiendo de la comunidad autónoma y la provincia en la que reside el trabajador. En términos absolutos, Catalunya, Madrid y Andalucía son las regiones que registran más conversiones. En total, entre las tres registraron 141.360 durante el primer semestre de 2016, lo que supone el 49,4% del total. Les siguen Comunitat Valenciana (30.958), Canarias (17.654) y Galicia (13.933). En el lado contrario, se encuentran Navarra, Cantabria y La Rioja, todas ellas por debajo de las 4.000 conversiones.

Uno de los aspectos más llamativos es que todas las comunidades autónomas han aumentado el número de contratos convertidos a indefinidos durante el último año. En concreto, Cantabria es la región que más ha crecido, con un aumento del 50,2%. En segunda y tercera posición se encuentran Murcia (+36,4%) y Navarra (29,3%). Por encima de la media nacional también se sitúan Aragón, Comunitat Valenciana, Baleares y Castilla-La Mancha. La Rioja es la comunidad autónoma con menor crecimiento en el último año de este tipo de contratos (+5,5).

Por provincias, Cantabria, Ávila, Jaén, Almería, Soria, Palencia y Teruel son que mayor crecimiento han experimentado, por encima del 40%. Por debajo del 10%, registrando los menores incrementos, se encuentran Albacete, Guipúzcoa, Guadalajara, La Rioja, Sevilla, Zamora y León. Cabe destacar, además, que Huelva es la única provincia en la que han descendido las conversiones.

El sector productivo donde el profesional desarrolle su actividad laboral es determinante a la hora de obtener un contrato convertido a indefinido. Respecto al año anterior, todos los sectores han aumentado el número de conversiones realizadas. Agricultura es el que mayor crecimiento ha registrado, con un incremento del 33,5%. Le siguen construcción, con 22,6%; servicios, con 19,9%; e industria, con un 19,7%.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − dos =