El Banco de España corre el riesgo de quedarse sin la imprenta que estampa lo billetes de curso legal del dinero en España. Mientras, la entidad estatal mira para otro lado.

Así lo denuncia CCOO, que a través de un comunicado enviado a Diario16 destaca que el comité de empresa ha convocado paros parciales y una concentración el 7 de noviembre. Con estas movilizaciones se exige al Banco de España que asuma sus responsabilidades en el desmantelamiento de la capacidad industrial de la imprenta.

De hecho, la Inspección de Trabajo abrió este año un expediente sancionador a IMBISA (imprenta de billetes para el Banco de España) por haber empleado trabajadores temporales para desarrollar labores estructurales de la compañía.

IMBISA es la sociedad mercantil pública creada tras la segregación de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, medio propio del Banco de España, que tiene encomendada la producción de billetes de euro por asignación directa.

El motivo principal de la movilización es exigirle al Banco de España que asuma sus responsabilidades en relación con la toma de decisiones que está llevando a cabo en la imprenta el equipo directivo designado y que, según denuncia la plantilla, está suponiendo un desmantelamiento de la capacidad industrial de la Imprenta por la pérdida de profesionales y un notable riesgo para la consolidación de la entidad en el futuro después de la operación de segregación de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT), de la que se acaban de cumplir tres años el pasado 2 de noviembre.

El detonante de las movilizaciones ha sido la apertura de expedientes disciplinarios de forma masiva e injustificada, más de treinta en diez días, contra casi todos los trabajadores y trabajadoras de un taller. “Toda una huida hacia delante de un equipo directivo que no sabe qué hacer para justificar las deficiencias de su gestión ante el Banco de España y pretende que recaigan parte de sus responsabilidades en las espaldas de la plantilla de la Imprenta de Billetes. Una medida ineficaz y agresiva que pone en entredicho la profesionalidad de los trabajadores que sufren el constante deterioro de los medios de producción, fruto principalmente de la falta de plantilla estable y cualificada, y de las deficiencias de las materias primas”, denuncian desde el comité de empresa.

Las reivindicaciones pasan por el cierre sin efectos de todos los expedientes disciplinarios y por la adopción de medidas inmediatas y concretas que garanticen el futuro de la empresa, refuercen su papel estratégico y faciliten el relevo generacional, mediante la estabilización de la plantilla y el mantenimiento de los conocimientos profesionales con planes formativos. Hay que recordar que IMBISA ha sido sancionada por la Inspección de Trabajo al hacer uso durante dos años de la contratación temporal en puestos estructurales de forma fraudulenta, situación que aún no se ha resuelto ya que la temporalidad supera el 20% de la plantilla, y desde su creación en noviembre de 2015 ha sufrido una fuga de profesionales por jubilación o excedencia equivalente al 18% de la plantilla actual.

También se reclama al Banco de España que promueva el cese del actual equipo directivo como parte de la asunción de responsabilidades que le corresponde por permitir que se llegue a la situación de deterioro en las relaciones laborales y de precariedad en el empleo, desoyendo las continuas llamadas de atención del comité de empresa.

Además de los objetivos del comité de empresa, durante la concentración se registrará un documento dirigido al gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, con las reivindicaciones que las trabajadoras y trabajadores han acordado en asambleas.

De no alcanzarse los objetivos, está previsto que las movilizaciones en IMBISA continúen los miércoles de noviembre, con paros de una hora por turno de trabajo y concentraciones en el número 36 de la calle Doctor Esquerdo, en la puerta del Museo de la Casa de la Moneda.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa corrupción del PP con la Gürtel vuelve a los tribunales con el Ayuntamiento de Jerez
Artículo siguienteA la desesperada
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

2 Comentarios

  1. No tienen tinta para los papelitos de las octavillas de 500 euros.
    Ni plata para las monedas de 30 euros el de la vara de nardo y la morritos de labio superior adelantado o subido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 2 =