El abogado general del Tribunal de Justicia de la UE, Paolo Mengozzi, ha dado la razón al Tribunal Supremo español al afirmar que limitar en el tiempo la nulidad de las cláusulas suelo es compatible con el Derecho comunitario y se justifica por las “repercusiones macroeconómicas”.

En sus conclusiones hechas públicas este miércoles, Mengozzi rechaza así la retroactividad de las cláusulas suelo y permite, de momento y a la espera de la sentencia definitiva del alto tribunal con sede en Luxemburgo, que la banca se libere de un pago de varios miles de millones de euros.

Según un informe de Goldman Sachs, la retroactividad total de estas cláusulas podría tener un impacto negativo de 3.000 millones de euros en la banca española. El Abogado General justifica su decisión en las consecuencias macroeconómicas que podría tener no aplicar una limitación en el tiempo de retroactividad de la devolución de las abusivas cláusulas.

Durante la vista previa a la publicación de este dictamen, la defensa de las entidades esgrimió un informe del Banco de España, que no se ha hecho público, que apunta a que la cantidad total a devolver se encontraría entre los 5.000 y 7.600 millones de euros. CaixaBank ha cifrado en unos 1.250 millones de euros el coste que tendría la devolución total de las cláusulas suelo hipotecarias, de los que ya tiene provisionados 515 millones.

BBVA, para la que un informe del banco de inversión Goldman Sachs estima un impacto de algo más de 1.800 millones de euros. Al Banco Popular, Goldman le calcula un impacto de 334 millones de euros, en tanto que para Bankia alcanzaría 160 millones de euros, según la entidad estadounidense.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 − Ocho =