El Presidente de la FEMP, Abel Caballero muestra su reconocimiento al impulso dado por el nuevo Ejecutivo a los Gobiernos Locales en la lucha contra la violencia de género, un impulso que, según ha explicado, se pone de manifiesto en el compromiso del Gobierno de derogar este próximo viernes y mediante decreto ley, una parte de la LRSAL para permitir a los Consistorios la recuperación de las competencias perdidas en este ámbito.

Tras la reunión con la Vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, el Presidente se ha referido a esta cuestión como algo “importantísimo” porque, “el Gobierno nos va a devolver las competencias en la lucha contra la violencia de género, en la prevención y en la atención a las víctimas. Por primera vez en los últimos cinco años vamos a recuperar competencias en un área tan importante como ésta y a actuar directamente en favor de las mujeres maltratadas y sus familias”, ha explicado.

A juicio de Caballero, esta derogación de parte de la LRSAL marca una nueva senda, que es la derogación de todos los artículos de esta normativa que afectan a las competencias de los Ayuntamientos.

Para el Presidente, también es fundamental el nuevo enfoque que se ha dado a la lucha contra la violencia de género, que sitúa a los Servicios Sociales de Ayuntamientos “en primera línea de atención a las víctimas y a sus hijos”.

Fondos

Otra de las cuestiones destacadas por Abel Caballero tras la reunión ha sido el anuncio de la asignación directa a los Gobiernos Locales de los fondos previsto para estas actuaciones. Dichos fondos, “no llegarán a los Ayuntamientos a través de las Comunidades Autónomas”. A juicio de Caballero, se trata de una clara defensa de la autonomía local por parte del Ejecutivo, ya que “avala nuestra autonomía y la refuerza, seremos los receptores directos de las cantidades que el Gobierno dedique a violencia de género a través de los Ayuntamientos. No necesitamos intermediación, no hay tutelas”, ha subrayado.

Ha destacado, además, que los 20 millones previstos para este año se verán duplicados en 2019, con una asignación que llegará a 40 millones de euros, una “cifra significativa”, que se repartirá entre los Consistorios. Sobre los criterios de reparto, ha subrayado que “si llega a los Ayuntamientos, es bueno para los Ayuntamientos y para todo el país”, y ha avanzado que en próximos ejercicios, y en el seno de la FEMP, se estudiarán nuevas posibilidades. “Creo que estamos en el camino correcto”, ha concluido.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorCosas de la republinarquía
Artículo siguienteEl paro registrado cae en 27.141 personas en el mes de julio
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

  1. Dinero para la mayor injusticia, contra la igualdad,contra los derechos humanos contra la Constitución.Dinero que servirá para generar la mayor psicosis contra personas simplemente por su sexo y su orientación sexual y que irá dirigido íntegramente contra el varón heterosexual.
    Miles de recursos que servirán para informarnos una y otra vez de los terribles peligros del amor romántico, solamente del hombre malvado contra la mujer siempre inocente y víctima, los enormes y terribles peligros de la poesía de Neruda, adoctrinamiento y contradicción en las aulas con una asignatura en valores sobre la igualdad mientras se ataca se persigue y discrimina terriblemente en las leyes al varón heterosexual, criminalizando al hombre desde la más tierna infancia con enseñanzas como las de Pepa y Pepe en las que Pepe siempre es el monstruo criminal maltratador y Pepa siempre la inocente víctima inmaculada.Con la puesta en marcha del Pacto de Estado contra el hombre se crearán cientos de tribunales más de excepción o “especializados”contra el varón con “perspectiva de género”obligatoria de los jueces contra el hombre.Seguirán insultando a los miles,millones de personas maltratadas masacradas por un estado secuestrado,alienado por la perversidad de la ideología de género y un feminismo radical enfermo de odio, con millones de recursos, el control total de todos los medios de comunicación, todas las instituciones, cómo ha quedado recogido en las más de doscientas medidas del Pacto de Estado contra el hombre heterosexual,y magnificar cualquier delito cometido por cualquier varón heterosexual, mientras ocultan la violencia física y psicológica sufrida por el hombre, aún tendrán la perversa hipocresía de seguir victimizandose.Insultaran a los miles,millones de sus víctimas con la palabra igualdad y tras cambiar el estado derecho por la Inquisición seguirán diciendo que no hay denuncias falsas. España es la mayor vergüenza de un país que en pleno siglo 21 persigue, discrimina en derechos humanos fundamentales, ataca legisla, fomenta psicosis odio y denuncias contra personas por su sexo y su orientación sexual como así ocurre contra el varón heterosexual, en perversas leyes de género que son la Ley de Violencia de Género de Zapatero y el pacto de Estado contra el hombre de 2017
    Todo aquel que osa defenderse es tratado de maltratador, machista y cosas mucho peores,jamás la violencia,ni física ni psicológica está justificada,y no solo contra las mujeres,sino contra todas las personas indistintamente de su sexo y su género es decir sean heterosexuales gays lesbianas intergenero etcétera, todas las personas,y en concreto para España, las leyes se tienen que adaptar a la realidad de cada país Y el derecho a defensa no es mas que el derecho a hablar para decir que todas las personas sean tratadas con igualdad ante la ley, juzgadas en los mismos tribunales con las mismas garantías y derechos constitucionales, indistintamente si son hombres mujeres blancos negros amarillos altos o bajos.
    La igualdad es misma pena por el mismo delito,idéntico “valor”genérico en la Ley, es decir, lo que dice la Constitución en sus derechos humanos fundamentales, que no puede prevalecer ningún tipo de discriminación por sexo raza o religión, orientación sexual lo cual incluye el derecho a la heterosexualidad o a cualquier otra circunstancia personal,indistintamente si somos hombres,mujeres blancos negros o amarillos.Cada caso, cada delito representa a un individuo.Cuando un negro cómete un delito las demás personas de su mismo color de piel no son responsables de ese delito.Cuando un hombre heterosexual cómete un delito los demás hombres heterosexuales no son responsables de ese delito.
    Un país que persigue, discrimina y viola derechos humanos fundamentales a personas por su sexo y por su orientación sexual es inadmisible en pleno siglo 21y muchísimo más grave en un país supuestamente democrático y de derecho como España.
    La obligación de un Estado no es garantizar que no haya ni un solo asesinato ni un solo delito, pues ello resultaría imposible ya que parte de reacciones individuales.En el caso de la Ley de género habría que meter a todos los hombres heterosexuales en prisión, a casi la mitad de la población,así se podría garantizar que el colectivo que pretendemos evitar que cometa delitos lo haga. realmente en España ya todos los hombres heterosexuales estamos en una especie de libertad condicional que cualquier mujer sin escrúpulos podrá convertir en prisión,a su antojo obteniendo múltiples ventajas.Cualquier mujer en España puede meter en prisión a cualquier hombre sin necesitar de prueba ni demostración y en el mejor de los casos acusado de violencia psicológica,lo cual es un universo infinito contra contra cualquier hombre.
    Un estado lógicamente no puede encerrar en prisión a la mitad de la población española, por mucha psicosis y odio que se vierta contra esta mitad.
    La obligación de un Estado es velar porque se le respeten los mismos derechos constitucionales e igualdad ante la ley a todas las personas ya sean mujeres hombres blancos intergenero gays lesbianas o amarillos.
    Esto es la diferencia entre un estado de derecho y una inquisición contra un colectivo.Un estado que lucha contra la violencia, sin inventos perversos cómo violencia de género, violencia machista terrorismo machista, ya que este odio y psicosis solo se dirige contra una parte de la población
    Por mucho dinero que sustente una perversidadnuestros políticos tendrán que abrir los ojos antes de cometer el mayor genocidio.
    No salvará decir que solo se ponían de parte de las víctimas. De parte de las víctimas estamos todos, pero sean mujeres hombres blancos negros
    Cuando un Estado de Derecho se convierte en una inquisición no existen las denuncias falsas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 − tres =