Los automóviles contaminan más que hace diez años, tanto en España como en Europa, según el ultimo informe realizado por JATO, consultora que realiza análisis de mercado. Además, la media de emisiones de dióxido de carbono es muy superior en España que en el resto de Europa.

La caída de la venta de vehículos diésel (8%), que son menos contaminant, perjudica el medioambiente

La media de estas emisiones de CO2, de los automóviles que circulan en Europa aumentó por vez primera en 10 años,  concretamente 0,3 gramos por kilómetro, y en el caso de España se disparó aún más, hasta 0,8 gramos por kilómetro, según los datos difundidos por JATO, y de los que se ha hecho eco La Celosía.

Con estos datos correspondientes al año pasado de 23 países europeos, la contaminación de CO2  de los automóviles fue de 118,1 gramos por kilómetro (114,9 en España) y mucho tendrán que aumentar la venta de vehículos eléctricos e híbridos para poder reducir esta contaminación hasta el  nivel que pretende la Unión Europea para 2021, que es de 95 gramos por kilómetro, y nada menos que de 67 gramos para 2030.

Las razones que explican este paso atrás en cuanto a la contaminación de dióxido de carbono por parte del parque automovilístico son la caída de la venta de vehículos diésel (8%), que son menos contaminantes de este gas, aunque más de otros, propiciada por el escándalo de la manipulación de los motores diésel de Volkswagen y descubierta posteriormente en otros fabricantes, y en segundo lugar porque se ha desatado una fiebre compradora de vehículos deportivos utilitarios, más conocidos por sus siglas en inglés, SUV, que han inundado en sus diferentes tamaños las carreteras de España y de Europa. Los vehículos de gasolina han conseguido un 50% del parque, con un aumento en ventas del 10,9%.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorDesmantelada una red de tráfico ilegal de reptiles
Artículo siguienteAlzheimer y Lucha
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 + 19 =