En ocasiones no hay peor enemigo que tu amigo. Algo así le está sucediendo a Susana Díaz con los “amigos” internos y externos. Si se estuviesen un poco más quietos o más callados igual le ayudaban más. Con una militancia expectante y enfadada como nunca en la historia del PSOE (tal vez la época de los pistoleros de Largo Caballero se acercaría algo), existen numerosos cargos medios y altos que por congraciarse con sus barones o con la condesa-duquesa de San Telmo, llevan a cabo acciones que no deberían. En Diario 16 se dijo que en Toledo se podían haber filtrado a la prensa datos de militantes. Desde luego no fue una acción solicitada desde la alta cúpula y más parece la acción de un chusquero intentando hacer méritos.

Javier Lambán abrió el tarro de las esencias chuscas para afirmar que Díaz estaba tocada por los dioses del socialismo. La boutade del aragonés es de las que se recordarán en la historia del PSOE. No sólo hacía referencia a la existencia de divinidades en el socialismo patrio (otra cosa es que haya santos), sino que además intentaba aplicarle un rasgo carismático, y por tanto religioso, a la andaluza. Estaba realizando una especie de coronación o imposición de manos de lo más medieval (parece que lo de ser catalogado como barón se lo ha creído) en favor de otra persona que no había dicho ni esta boca es mía. Dentro de un partido agnóstico y republicano en la esencia, ni las divinidades, ni la monarquía son bien vistas. Más que apoyarla la estaba empujando al Ebro con esas palabras.

Esa fue uno de los primeros apoyos que restaban más que sumar. Otros barones han estado más callados, aunque el runrún de una persona ganadora sobrevuela algunas intervenciones. Ganar en Andalucía con la red clientelar existente es casi una obligación (como lo es para el PP en Castilla y León), pero esto es otro tema. El caso es que la mayoría han estado callados aunque vigilando las actuaciones de Pedro Sánchez. Preferían dejar hacer antes de que Susana Díaz diese su pistoletazo de salida. Es cierto, que en la Gestora han estado acomodando el tiempo del congreso y las primarias al tiempo de Díaz. Pero no deja de ser menos cierto que también han sido varios los barones que le han pedido premura porque la situación se estaba volviendo insostenible. De hecho el cambio de fechas del Comité Federal del 8 previsto al 1 de abril se corresponde con la agenda de la pre-candidata a ser candidata. Se le estropeaba la semana santa con esa fecha.

Los “amigos” internos

La Gestora está cometiendo errores con su actuación. Evidentemente, pese a que Mario Jiménez diga que desde el órgano de control del PSOE no va a apoyar a ningún candidato públicamente, están de parte de la condesa-duquesa de San Telmo, pero eso puede restar más que sumar. Abrir tres cuentas corrientes antes de tiempo es un grave error. Se entiende que les preocupe el dinero que se va a mover en la campaña, pero hacerlo antes de convocar las primarias y el congreso oficialmente, y antes de que la pre-candidata se presente públicamente, supone demostrar que sí están de parte. Esto no ayuda a la campaña susanista porque enciende a la militancia.

El envío del burofax a las candidaturas advirtiéndolas sobre cómo han de manejar el dinero, y eso que el Tribunal de Cuentas avala el sistema de crowfunding, mediante cuentas del partido, ha sido otro error. Si aún no se ha convocado el proceso ¿para qué meterse en un charco y amenazar desde las redes sociales y las filtraciones con la sanción a uno de los candidatos? Ni al que asó la manteca se le ocurre hacer algo así sabiendo cómo es el PSOE por dentro. “Confirmamos el envío de burofaxes a las candidaturas para recordarles el contenido de la carta que recibieron la semana pasada y reiterarles que solo existe una forma de financiación posible, legal y transparente, que es la establecida por la gestora mediante cuentas de titularidad compartida” afirman desde la Gestora. Pues según el Tribunal de Cuentas, si se respeta lo dictaminado por la ley, el crowfunding es perfectamente legal. Error.

Las huestes susanistas han estado preguntando durante todo este tiempo cuánto costaban los actos de Sánchez (curioso que por los de Patxi López no se pregunte) y quién los pagaba. Y resulta que Susana Díaz alquila un recinto en IFEMA (que barato no es) y vienen decenas de autobuses desde toda España sin coste para los ocupantes sin decir de dónde sale y quién pone el dinero. De verdad que con amigos así más vale tener enemigos. Esto genera una visión de apoyo total del aparato hacia una de las candidaturas sin ambages de ningún tipo. Y basta en el PSOE que el aparato apoye a alguien para que las gentes voten lo contrario. Otro error de campaña. Pero bueno es normal sabiendo que dentro del equipo de la Gestora está el mayor gafe de las primarias del PSOE (ya se dirá su nombre otro día).

En diversas agrupaciones, en especial las pequeñas, ya han comenzado las llamadas al orden según cuentan con pruebas a Diario 16 en diversas comunidades autónomas. Hay amenazadas con puestos de trabajo, con retirar fondos de las diputaciones provinciales, con defenestrar ejecutivas (parece que estuviese César Luena detrás) y demás artimañas utilizadas para amedrentar a militantes en favor de una candidatura. Seguramente la oligarquía en el poder ni sepa que se está haciendo eso y dependa de cargos medios que motu proprio se están lanzando a esa vorágine amenazadora. Esto también hace daño a la candidatura de Díaz porque, con una prensa ávida de sangre, todo acaba por saberse y genera una imagen negativa de la candidatura. Y algunos cuando tienen que hacer las cosas bien yerran, como le pasó a Félix Ortega en Quintanar de la Orden. Emiliano García Page deseaba tener una charla amable y poder meter un poco de cuña con alcaldes, concejales y secretarías generales y resulta que le montan un cóctel. Según nos cuentan aún se escuchan los gritos de Jesús Fernández Vaquero.

Los “amigos” exteriores

Los apoyos de los ex-presidentes y ex-altos cargos nunca se sabe por dónde puede salir. Pero que te apoyen Felipe González, Alfonso Guerra, Joaquín Leguina, José Luis Corcuera o José Luis Rodríguez Zapatero (con Rubalcaba jugando a dos bandas) es posible que no suponga algo positivo por la visión de élite que toma ese apoyo. Pero que lo haga el conservador y jefe del mal Mariano Rajoy hace que la militancia te sitúe a la derecha extrema del partido (cuyos tres candidatos muy de izquierdas no son precisamente). No, Albert Rivera aún no se ha pronunciado y es raro dado sus ganas de cámara y su cuñadismo.

Pero claro si, además, la prensa de derechas saca un informe donde el banco de inversiones J.P. Morgan dice que sería preferible la victoria de Susana Díaz porque eso generaría estabilidad al no poner en duda al gobierno de la derecha, te matan. Todo lo que acontece hoy en día en el PSOE viene por el desgarro emocional de apoyar al PP sin mayor explicación y con una renuncia del secretario general anterior de por medio. Ahora la mayoría de los que estaban con él se refugian de forma traidora en la candidatura de López. Y ese desgarro por apoyar a la derecha se identifica, con un informe de la coalición dominante, con Susana Díaz. Flaco favor le hacen incluso desde el extranjero.

Y luego Susana Díaz podría no entrar al trapo en algunas cosas, como en el toque de atención que le ha dado a Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. Cuando alguien quiere ser candidato a algo no debe meterse en el barro de peleas con los sargentos. Si hay que batallar que sea con los oficiales. El caso es que las primarias se van calentando poco a poco y mucha gente, sin consultar, está haciendo más difícil el camino a la condesa-duquesa de San Telmo. Bastante demagogia y errores históricos tiene en sus discursos la andaluza como para que los pretendidos amigos le pongan más trampas. A partir del domingo se verá si sigue por la senda de la democracia o por la senda de los elefantes en cacharrería.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + 12 =