Poco se habla y se ha hablado del papel fundamental que han desempeñado los abuelos a lo largo de la historia, y el cual se ha acentuado durante los últimos años debido a la fuerte crisis económica que ha azotado a millones de hogares españoles.

Hoy 26 de julio, se celebra el ‘Día de los Abuelos’ y lo correcto es que se le dedique un tiempo y espacio para alabar su trabajo constante, incesante, heroico y siempre dispuesto; así como su sabiduría. Ellos, los abuelos y las abuelas, son los héroes encargados de salvar la economía de España, ayudando a que sus familias no pierdan sus casas, sus trabajos, que sus nietos sigan recibiendo educación académica, ayudando económicamente a sus hijos… o, en el peor de los casos, acogiendo en sus viviendas a hijos y nietos que han sido desahuciados y llegando incluso a deshacerse de un bien para ayudar económicamente a sus seres queridos. Y todo ello, gracias en su mayoría a pensiones mínimas que el Gobierno les otorga por derecho.

Quizá ese sea el premio al gran esfuerzo que realizan, pero resulta insuficiente si se tiene en cuenta que en muchos casos constituye la única fuente de ingresos en los hogares. Los jubilados y jubiladas siguen siendo el pilar fundamental sobre el que se sustenta la gran mayoría de familias en nuestro país. No obstante, el 80% de los abuelos españoles se hace cargo de los nietos ofreciéndoles un apoyo moral y económico.

Muchos son los abuelos que dedican las 24 horas del día al cuidado de sus nietos con la misma intensidad y entrega de siempre. Sin embargo, con los años su rol se ha vuelto más importante, hasta el punto de convertirse en los educadores de los más pequeños de la casa y relegando su vida personal a un discreto segundo plano, a pesar de tener más calidad de vida.

En la actualidad, la esperanza de vida es de 80,4 años en los hombres y de 86 años en las mujeres, lo cual supone “un aumento progresivo en la expectativa de vida”, tal y como confesó a Diario 16 José Luis de Miguel, principal investigador de la Fundación CSIC.

La verdad es que cualquier agradecimiento es poco para estos héroes vestidos de calle, capaces de sacrificar su propia vida por la de sus hijos y nietos. Ellos disfrutan de lo sencillo: jugar con los más pequeños de la casa y ecucharles con suma atención para revivir etapas de su niñez y vivir como niños dotados de inocencia y experiencia. Y es que como dicen: “Los abuelos son personas con plata en el pelo y oro en sus corazones”. Unos ángeles que siempre te acompañan y, sin saber cómo, están a tu lado para dar solución a cualquier problema que se pueda presentar.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cuatro =