Bomberos Forestales de Castilla La Mancha

Ochocientos bomberos forestales irán a la huelga al no llegar a un acuerdo para la mejora de sus contratos con la empresa pública Tragsa, según informaron a Diario16 fuentes de CGT. En las últimas horas un Comité autonómico extraordinario en el que han participado representantes de todas las secciones sindicales de los Bomberos Forestales ha decidido por unanimidad iniciar una serie de jornadas de presión.

Según la plantilla, Tragsa ha incumplido todos los acuerdos que se habían firmado para acometer mejoras laborales

El conflicto se inicia “ante la medida transitoria de pagar un complemento no consolidable a los bomberos forestales, que aunque lo valoramos como positivo, no nos aleja lo más mínimo de nuestro objetivo principal, que es que se cumplan los acuerdos pactados con Tragsa, validados por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), y dotados presupuestariamente por la Generalidad Valenciana”, aseguran los bomberos en un comunicado. Los trabajadores consideran que el complemento salarial de alrededor de 300 euros que perciben durante la temporada alta de incendios es solo una forma de “cerrarles la boca”, pero no resuelve el problema de la precarización de la plantilla.

Los acuerdos iniciales entre ambas partes no solo reconocían una adecuación salarial en base a la asunción de nuevas funciones recogidas en el reglamento de bomberos forestales de la Generalitat, sino que además permitirían la segunda actividad para todos aquellos trabajadores que por incapacidad o edad no puedan estar en primera línea de fuego. “Los bomberos forestales aún no hemos cobrado ni tan siquiera el 1% que el ministro de Hacienda aprobó para los empleados públicos en el 2017. Por tanto, pedimos a la comisión interministerial, donde se encuentran el Ministerio de Agricultura y el de Hacienda, que cumpla con su obligación dando el visto bueno a los acuerdos pactados y refrendados por SEPI y al compromiso adquirido por la Generalidad Valenciana”.

Según la plantilla, en los últimos años la precarización del servicio ha ido en aumento. “Llevamos años arrastrando pésimas condiciones de trabajo, fraude de ley en la contratación, temporalidad y más de dos años de negociaciones sin frutos”, aseguran UGT, CGT, CCOO, Intersindical Valenciana, Bombers Forestals y SPPLB, que llevan a cabo la medida de protesta en unidad sindical. Por ello, los trabajadores han acordado un calendario de concentraciones para los días 20 y 23 de agosto y 6 de septiembre frente a la sede de la empresa Tragsa. Las movilizaciones irán seguidas de la convocatoria de huelga indefinida a partir del día 7 de septiembre. “Todas las secciones sindicales hemos decidido crear una bolsa de resistencia para afrontar el período de huelga. Esta bolsa saldrá del complemento no consolidable que cobraremos en unos días”, asegura el comunicado.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos − 1 =