El Gobierno de Cataluña ha lanzado su último órdago al Ejecutivo de Rajoy : Los 5,3 millones de catalanes podrán votar en cualquier centro electoral para incrementar la movilización.

Con esta medida el Govern permite que los ciudadanos puedan votar pese a que sus colegios se hayan mantenido cerrados o que hayan sido precintados. El sistema será parecido al de la consulta del 9N, con una junta electoral central y un censo global. El sistema se fiscalizará a través de una aplicación móvil del teléfono que los responsables de las mesas se deben descargar y permitirá certificar que cada ciudadano vota una sola vez.

Con este sistema, el Govern quiere garantizar el ejercicio al derecho al voto de todos los ciudadanos con un censo global respaldado por la nueva Junta Electoral tras su cese por la presión judicial del Estado.

Por otra parte, los Mossos d’Esquadra se han personado hoy en diversos colegios electorales de Cataluña, donde algunos agentes han asegurado a las personas concentradas que sólo velarán por la seguridad, mientras las primeras urnas y papeletas para la votación del 1-O suspendida por el TC han empezado a llegar a los locales.

Según ha podido comprobar Efe, algunas patrullas que acuden a los colegios electorales, donde se concentran centenares de personas para impedir su cierre, les comunican en conversaciones informales que sólo velarán por la seguridad.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLos Mossos advierten pero no cierran colegios electorales
Artículo siguienteLos nacionalistas esperaban la actuación policial para reafirmarse
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 4 =