El juez Santiago Pedraz, que instruye el Caso Ausbanc y Manos Limpias, ha rechazado, de momento,  la petición de personación de la abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, en las diligencias que se están llevando a cabo porque no la considera “perjudicada”. Fuentes judiciales consultadas por Diario 16 indican que López Negrete está a un paso de ser imputada “por apropiación indebida”, en una operación que ha sido investigada por la UDEF, tal y como reconoció su comisario jefe, Manuel Vázquez, al periodista Javier Chicote, de ABC.

Así consta en las declaraciones de Chicote y José María Olmo, este último redactor de El Confidencial, ante la Unidad de Delitos Económicos y Financieros, a raíz de la apertura de una pieza separada de investigación de filtraciones y quebranto del secreto sumarial, decretada por el juez Pedraz. En dichas declaraciones, a las que ha tenido acceso Diario 16, Chicote reconoce que de “las actividades de Ausbanc tuvo conocimiento hace aproximadamente dos años porque se lo cuenta un banco de los que se negaron a pagar a la mencionada asociación, mientras que de las actividades de Manos Limpias tuvo conocimiento debido a que le llamó un abogado que se enteró de que otro abogado había declarado en sede policial en relación a una investigación sobre Ausbanc y Manos Limpias no facilitando el nombre de las fuentes por secreto profesional aunque sí se quiere dejar claro que ninguno de ellos pertenece al ámbito de la investigación, es decir, que no son ni policías ni jueces ni fiscales”. Las fuentes judiciales consultadas asocian al BBVA con la filtración puesto que este banco se negó a pagar.

El redactor de ABC reconoce que paró la publicación de esta investigación, en febrero de 2016, cuando el comisario jefe de la UDEF, Manuel Vázquez, se lo pidió “porque iba a perjudicar una posible investigación en curso”. El mismo comisario le facilitó “la información que tenía sobre las extorsiones de Ausbanc y sobre las actividades de Miguel Bernard y Virginia López Negrete a los que llevaba varios meses investigando por varios asuntos, entre ellos una presunta apropiación indebida del sindicato Manos Limpias”.

Las mismas fuentes consultadas señalan que si hasta ahora no se ha llamado a declarar a Virginia López Negrete ha sido para no interferir en la marcha del juicio del Caso Nóos en el que la abogada ejerce la acusación particular. Hay que recordar, no obstante, que tanto el fiscal como el abogado defensor de la acusada Cristina de Borbón, pidieron, en sus conclusiones definitivas al término de la vista oral, que se valore si se ha cometido “fraude de ley” por parte de dicha acusación particular.

López Negrete presentó un escrito en el que pidió personarse en la causa que investiga el juez Pedraz “ante los comentarios ajenos a la realidad que se vienen realizando sobre la actividad de esta letrada”. Pedraz le contesta diciendo que exponga cual es “el bien jurídico protegido que considera lesionado para mostrarse parte del procedimiento, pues presupuesto de la existencia de una legitimación personal es determinar quien sea la víctima de un delito”.

Ahora es muy posible que, una vez reveladas las investigaciones que sobre la abogada llevó a cabo la UDEF, y terminado el juicio del Caso Nóos, ésta sea llamada a declarar en calidad de “investigada”, el término que se utiliza ahora en la Ley de Enjuiciamiento Criminal sustituyendo al de “imputada”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + 17 =