El magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena ha rechazado la entrega del ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont sólo por el delito de malversación. Antes de que se hiciera pública su decisión, el periodista Ernesto Ekaizer vaticinaba la decisión del juez ante la decisión de la justicia alemana de rechazar el delito de rebelión en la petición de extradición a España contra Puigdemont.

A través de su cuenta personal de twitter, Ekaizer señalaba que “solo y ante el peligro” Llarena no aceptará la extradición parcial de Puigdemont. El magistrado mantendrá la orden de detención nacional a pesar de haber retirado la euroorden. Esto significa que el ex presidente tiene vía libre para viajar por el extranjero pero que dentro de España se procedería a su arresto.

En el auto, Llarena ha señalado la falta de compromiso de la justicia alemana. El magistrado, según Ekaizer , denunciará que la justicia alemana ha violado el acuerdo de la euroorden ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en Luxemburgo. Sin embargo, no acudirá a Luxemburgo a plantear ninguna cuestión prejudicial.

Entiende que la decisión de Alemania “no sólo cortocircuita la operatividad del instrumento de cooperación internacional que hemos impulsado, sino que deteriora indebidamente la indiciaria apreciación de responsabilidad que recoge la investigación y un auto firme de procesamiento”.

De este modo, el magistrado del Tribunal Supremo ha desestimado la entrega de Puigdemont como responsable del delito de malversación y entiende que la justicia alemana ha dado valor al testimonio de Puigdemont a pesar de que la “declaración no pueda confrontarse con el resto de fuentes de pruebas” recogidas en una instrucción “ que el tribunal de ejecución desconoce”.

Tampoco “pueden someterse esas manifestaciones a contradicción con unas a acusaciones que están privadas de la posibilidad de intervenir en el expediente de entrega” señala Llarena.

Asimismo, la decisión del juez de retirar la órden europa e internacional de Puigdemont se extiende al resto de políticos que se encuentran actualmente fuera de España: Clara Ponsatí, Lluis Puig, Marta Rovira, Meritxell Serret y Toni Comín. Ahora, tienen libertad de movimiento excepto dentro de España.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − 6 =