El gasto per cápita en Sanidad en España está ya por debajo de la media europea, situada en 2.773 euros, ya que según las cifras de un informe europeo, la inversión en 2017 fue de 2.551 euros, situándose en el puesto 14 de la UE, por debajo de Malta e Italia. Para hacerse una idea de la situación de España basa decir que hay nueve países en la UE con un gasto superior a los 3.500 euros, casi un 40% más. Éste es el legado del PP, ya que el estudio hace referencia a la inversión hasta 2017.

España invierte en Sanidad 2.551 euros, muy por debajo de la media europea

El informe sobre la salud en la UE desvela que el gasto sanitario español no se recupera tras la crisis y que durante la etapa de los gobiernos de Rajoy, incluso se ha reducido la inversión.

Más grave aún es el hecho de que en los años más duros de la crisis, hasta 2013, España fue uno de los países en los que más cayó el gasto ( se redujo en 10), el 1,4%. Si la medida del esfuerzo realizado por el Estados en Sanidad se toma en relación a la riqueza del país, medida por el Producto Interior Bruto, tampoco sale bien parada España, según informa La Celosía.

Si  la media del gasto en relación al PIB en la Unión Europea es del 9,6%, en el caso de España se sitúa por debajo, en el 8,8%, en el puesto número 13 por detrás de Portugal, Italia y Malta. Unos datos que explican las movilizaciones constantes de quienes trabajan en la sanidad española, habiéndose producido ayer una huelga en Catalunya.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorRey Emérito, por favor, ¡déjelo ya!
Artículo siguienteEl déficit del Estado en octubre se reduce un 36,8% y el superávit primario aumenta hasta los 13.413 millones de euros
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 + trece =