Pedro Sánchez, Gloria Oqueli y David Balsa.

Latinoamérica confía en que el nuevo presidente del gobierno, Pedro Sánchez, establezca entre sus principales prioridades la recuperación del peso de España en el subcontinente que celebrará este 2018 la XXVIº Cumbre Iberoamericana el mes de noviembre en la ciudad de Antigua, en Guatemala. En este sentido existe confianza en la trayectoria de Sánchez, que fue asesor de las instituciones europeas en Bruselas y en la región de los Balcanes, y tiene desde su juventud un amplio interés por los temas de política exterior. Los principales retos del nuevo gobierno español, en opinión de fuentes diplomáticas latinoamericanas   consultadas por Diario16, se centrarán en la Unión Europea y Latinoamérica en la conciencia de que ambas están interrelacionadas según la tradicional visión de la acción exterior española.

Existen igualmente amplias expectativas en las principales cancillerías e instituciones latinoamericanas de establecer una nueva etapa de relaciones más intensas y fluidas con España, tras diversos desencuentros en los últimos años por cuestiones de índole político y sobre todo comercial. La designación del nuevo Ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, que durante su fructífero mandato como Presidente del Parlamento Europeo estableció unas sólidas relaciones institucionales con el Parlamento Centroamericano y con el Parlamento Suramericano, es un dato más que avala el optimismo reinante en Latinoamérica sobre el futuro de las relaciones con el nuevo gobierno español.

Latinoamérica espera que, en línea con sus intervenciones públicas en diferentes foros internacionales, Pedro Sánchez impulse acciones para la recuperación del peso político de España a nivel mundial y en particular en toda la región latinoamericana. La opinión predominante en las capitales latinoamericanas es coincidente con esta tesis de que la mejora de las relaciones con Latinoamérica repercutirá no solo en un mayor peso de España en la Unión Europea sino en toda la escena internacional. El apoyo de los países latinoamericanos ha sido clave para el acceso de España al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en dos mandatos en los últimos quince años, así como en el incremento de su presencia en diversas agencias de las NNUU como la Unesco o la Fao.

La confianza de las cancillerías e instituciones latinoamericanas en este nuevo rumbo de la política exterior española se basan en las posiciones que Pedro Sánchez explícito en sus discursos en Berlín, Londres, Ciudad de México y Nueva York, así como a diferentes líderes latinoamericanos en diversos encuentros personales. Especialmente significativas son las declaraciones de apoyo y respaldo emitidas por destacados líderes latinoamericanos tanto de gobiernos nacionales como de instituciones de la región en los últimos días.

La Diputada hondureña Gloria Guadalupe Oqueli, anterior Presidenta del Parlamento Centroamericano y de la Asamblea Parlamentaria UE-Latinoamérica y David Balsa, Presidente de la Conferencia Eurocentroamericana, un importante foro de diálogo Centroamérica-UE se sumaron con sus declaraciones, desde Tegucigalpa y Bruselas respectivamente, a los defensores del nuevo gobierno español al que calificaron de una “excelente noticia” para el futuro de las relaciones transatlánticas y elogiaron la “experiencia y solvencia del nuevo presidente español”. Con ambos líderes, con los que mantuvo varias reuniones en los últimos meses, el Presidente Pedro Sánchez mantiene una fluida relación dada su sintonía ideológica y su perspectiva común sobre la necesidad de recuperar el papel de España como puente y mediador entre la Unión Europea y Latinoamérica.

España se encuentra con diversos desafíos en la agenda internacional en el segundo semestre del 2018. Entre los más destacados se encuentran la celebración de la citada Cumbre Iberoamericana, la recuperación de la influencia de España en la Unión Europea, la renovación de las Embajadas en las principales capitales europeas así como en EEUU y varios estados latinoamericanos, la potenciación de la Organización de Estados Iberoamericanos y la SEGIB como organismos multilaterales con sede en España, la celebración del 15º aniversario de la Conferencia Eurocentroamericana son algunos de los temas que muy probablemente marcaran la agenda internacional del nuevo gobierno.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × tres =