Las sombras de Tanizaki son luminosas

0

Cabecera_resenas_El_Juicio

Los incondicionales del japonés Junichiro Tanizaki están de enhorabuena. La editorial gijonesa Satori publica por primera vez traducida directamente del japonés El elogio de la sombra, un ensayo que trasciende el siglo XX en el que fue escrito para constituirse como una honda reflexión sobre el misterio de los matices y las sombras en una realidad demasiado compartimentada en nichos estancos.

Tanizaki fue uno más de esa selecta lista de eternos candidatos al Nobel sin conseguirlo. Falleció en su Tokio natal en 1965 y dejó para la posteridad obras maestras como Hay quien prefiere las ortigas, La llave o El cortador de cañas. Su obra es fiel reflejo de su pensamiento, en búsqueda permanente de la confluencia de Oriente y Occidente en una simbiosis equilibrada.

El escritor japonés aboga por indagar en las inmensas posibilidades de las sombras para encontrar luz y caminos insondables en los que abrirnos a nuevas realidades. Esta edición, exquisita por cierto, de Satori, es un magnífico ejemplo de esta tesis. Porque Tanizaki prefiere lo tenue y el detalle que Oriente sabe mimar con tanto esmero antes que el atronador vocerío que Occidente intenta imponer de la manera más ramplona. Entre el abismo y el equilibrio hay solo un paso y este genio de las letras japonesas marca el sendero para no fallar.

autor_resumen_tanaki

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 + cinco =