El Partido Popular sigue sin cumplir el compromiso contraído con Ciudadanos para acabar con las “puertas giratorias”. No sólo lo incumple. Al escándalo surgido por el intento de colocar al ex ministro de Industria, José Manuel Soria, como director ejecutivo del Banco Mundial, habrá que añadir, ahora, la recolocación de la ex ministra de Sanidad, Ana Mato, implicada en el Caso Gurtel, circunstancia que la obligó a renunciar a su cargo.

Mato trabaja para el PP desde el 29 de abril. Ha sido colocada como asesora local de todos los eurodiputados del partido menos para su hermano Gabriel. Hasta ahí todo parece correcto. Lo que ya resulta un tanto chocante es que, a través de este puesto, figura como contratada para la delegación española en el Parlamento Europeo, lo que le da derecho a ocupar la dirección del foro conocido como Universidad Europea. Esta institución se basa en un proyecto educativo de universidad digital compuesto por tres cursos on line en los que se imparten enseñanzas en materia de ordenamiento legal comunitario, conocimiento de las instituciones de la Unión Europea, y funciones, organización y actividades del Parlamento Europeo. En su página web se señala que “la Universidad Digital del Parlamento Europeo es un proyecto innovador donde una institución pública como es el Parlamento Europeo utiliza las nuevas tecnologías para ampliar las posibilidades de formación de los ciudadanos·.

Esta función permite a Ana Mato trabajar desde casa y sólo tener que viajar dos veces al año para participar en foros con alumnos.

Lo que no ha sido posible comprobar es cuánto percibe la ex ministra por este trabajo. Recientemente, Ana Mato declaró al Congreso de los Diputados que “como no encuentra trabajo”, tiene derecho a cobrar la indemnización correspondiente para todo ex diputado que no percibe ingreso alguno. Según consta en la página web de la Cámara Baja, esta indemnización es de 2.813,87 euros mensuales durante 19 meses. En caso de que Ana Mato cobrase íntegramente esta prestación, habría ingresado 53.400 euros.

Partícipe a título lucrativo

Técnicamente, la ex ministra no está acusada en el juicio del Caso Gurtel que se celebra estos días. Se la considera “partícipe a título lucrativo” y se pide que abone la cantidad de 28.467,53 euros.

Según fuentes jurídicas, la figura de “partícipe a título lucrativo” no obliga a Ana Mato a tener que estar presente en la vista oral obligatoriamente, aunque “normalmente se suele participar en el acto judicial. Así ocurre, por ejemplo, con el PP que también figura como partícipe a título lucrativo y ha mandado a un representante legal”, señalan esas mismas fuentes.

Ana Mato pidió al tribunal no tener que estar presente. Un extremo que se le concedió. De esta manera, la ex ministra no ha podido ser objeto de los focos de las cámaras y fotógrafos que registran la presencia de los acusados en la Causa.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Que rídiculo cuando dice: “El Partido Popular sigue sin cumplir el compromisocontraído con Ciudadanos para acabar con las “puertas giratorias”. Jajaja, si C’s es el comodín de la derecha PPSOE, ya lo dijo el del banco Sabadell: Queremos un Ps de derechas” Y Rivera dijo, aqui estamos! No os dáis cuenta que los amos son los mismos? : IBEX, Banca,Patronal, todos los dinosaurios del franquismo y ahora sus hijos y nietos, son los que nos mangonean? Por eso quieren acabar con Podemos debido que son los ÜNICOS que no reciben dinero ni órdenes de esos, solo se han recibido préstamos de la gente y luego lo han devuelto. Si son libres, no son manipulables y eso, al régimen NO LE CONVIENE!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 5 =