A María del Carmen Martínez, viuda del ex presidente de la Caja de Ahorros del Mediterráneo, Vicente Sala, no la asesinaron, este viernes, para robarla. La policía no descarta ninguna línea de investigación pero el móvil parece ser económico y, además, está claro que fue premeditado. “Salvo un profesional, señalan en fuentes policiales, nadie se atreve a disparar en un túnel de lavado de un concesionario, propiedad de un familiar de la víctima”. El sigilo fue tal que nadie vio nada. Al menos, aparentemente, no hay testigos.

Otro detalle importante es que Carmen Martínez tuvo que ser tiroteada desde el interior del vehículo que estaba lavando, un automóvil de alta gama, un Porsche Cayenne que había pasado a recoger. Es probable que ella conociera a quien la asesinó, pero no le dio tiempo a ningún tipo de aviso. Sólo tuvo fuerzas para salir del coche Cuando llegaron los equipos sanitarios al lugar, la víctima estaba muerta. Aún así, quien la encontró, un empleado, dice que vivía. Tampoco se ha encontrado el arma homicida.

Para los investigadores es fundamental esclarecer, primero, el móvil del asesinato para, posteriormente, buscar al autor del crimen. Y en este sentido, caben muchas posibilidades. Vicente Sala abandonó la presidencia de la CAM en 2011. Su sucesor, Modesto Crespo, está pendiente de juicio. El Frob descubrió numerosas irregularidades llevadas a cabo por los anteriores gestores, sobre todo en forma de concesión de créditos a promotores inmobiliarios. Nunca se pudo saber si tales irregularidades habían salpicado a Sala ya que este murió dos años después de retirarse, aquejado de un cáncer. Su enfermedad impidió imputarlo por otro feo asunto: el manejo de información privilegiada en una de las piezas del Caso Brugal que investigan los jueces de Alicante. Concretamente la referida al Plan General de Ordenación Urbana.

Vicente Sala, que empezó su actividad empresarial en el negocio de las resinas, se había centrado, finalmente, en la automoción y la promoción inmobiliaria. Además de su fallida imputación en el Caso Brugal, tuvo muchos problemas al posicionarse en el enfrentamiento entre el ex ministro Eduardo Zaplana y el ex presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps.

Todas estas circunstancias hacen inclinarse a los investigadores por la “vía inmobiliaria”. La familia mantiene ese negocio en el que, y más en la zona levantina, se producen intereses enfrentados con finales violentos en algunas ocasiones.

En cualquier caso, todavía es pronto para decantarse por un camino determinado en una investigación que se presenta, para la policía, “como compleja”, aunque se ha dejado claro que “no van a escatimar medios”

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. parece ser que en esa familia se cumple el refran que se dice mucho por estos lares de “el pan como hermanos y el dinero como gitanos”
    que me perdonen los gitanos pero es quel refran es así y yo no me lo he inventao. seguramente son mas decentes que muchos destos supermillonarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce − ocho =