El 63% de las lesbianas españoles reconoce que manifestar su orientación sexual ha tenido un impacto negativo en su vida. Estos datos se desprenden del estudio “¿Cómo somos las mujeres lesbianas?”, elaborado conjuntamente por LESWORKING, red profesional de mujeres lesbianas, y la profesora y activista LGBTI, Kika Fumero, y respaldado por una veintena de plataformas pertenecientes al colectivo LGBT. Son un colectivo al que aún tenemos que dar visibilidad y con motivo del Día de la Visibilidad Lésbica, queremos conocer cómo de respaldado se siente este colectivo en nuestra sociedad.

El estudio, en el que han participado más de 2.000 lesbianas españolas ampara los datos aportados por la Agencia de los Derechos Fundamentales de U.E. Según sus datos, el 70% de las lesbianas de la Unión Europea han experimentado una actitud negativa general en el trabajo contra las personas que son LGBT.

Concretamente, el 44% de las lesbianas de la UE manifiestan haber sufrido conductas o comentarios negativos en sus empresas por su orientación sexual. Asimismo, el 25% confiesa haber sentido un trato desigual en condiciones y salarios respecto a otros trabajadores por el único hecho de ser lesbianas.

Las responsables del estudio ¿Cómo somos las mujeres lesbianas?, serán hoy, 26 de abril, las representantes españolas en la sesión parlamentaria sobre los derechos de las mujeres lesbianas que por primera vez en la historia de la UE celebra el Parlamento Europeo. 

El acto, organizado por la European Lesbian* Conference (ELC), el Intergrupo por los derechos LGBTI del Parlamento Europeo y el grupo europeo parlamentario European United Left-Nordic Green Left, tiene como objetivo abrir un debate en torno a los derechos y los retos de las mujeres lesbianas, como mujeres y como LBT, así como hablar sobre la visibilidad lésbica y el asociacionismo de este colectivo en los países miembros.

 

Un colectivo sin referentes 

Aunque en España existen alrededor de 2 millones de lesbianas y bisexuales, las organizadoras del estudio consideraron que existe un problema real de visibilidad y normalización. El primer problema está en las empresas, donde mujeres profesionales con carreras de éxito evitan manifestar su orientación sexual por miedo a ser mal vistas o juzgadas en su entorno laboral.

“Si no damos el paso de salir del armario y no creamos referentes, acabamos generando una ‘espiral del silencio’ y fomentamos que lo normal sea ser lesbiana y no decirlo”, afirmó Fernández Herráiz con motivo del Día de la Visibilidad Lésbica.

En la misma línea se manifestó Fumero, para quién el hecho de ser lesbiana, “no solo se circunscribe a la sexualidad, sino que forma parte la identidad, de la forma de ver el mundo y de relacionarse con él”.

“La visibilidad es un aspecto fundamental para que las mujeres lesbianas puedan vivir en armonía consigo mismas y no necesiten inventarse un personaje que no son. Además, las nuevas generaciones necesitan referentes para poder desarrollar su identidad y personalidad sintiéndose parte integrante de la sociedad en igualdad de condiciones que el resto de sus compañerxs heterosexuales”, concluyó Fumero.

 

#YoLesbiana, un llamamiento a ‘dar la cara’

Por este motivo, LesWorking en el Día de la Visibilidad Lésbica, ha realizado una llamada a la acción y ha solicitado a la comunidad que publiquen fotografías reales en actitudes cotidianas bajo el hashtag #YoLesbiana para “dar la cara” y “sentar referentes” por aquellas que todavía no se atreven a dar el paso.

Dos españolas, recibidas por la UE en el Día de la Visibilidad Lésbica.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − trece =