El último balance del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, correspondiente al primer trimestre de 2018, confirma que, al mismo tiempo que las mujeres están presentando menos solicitudes de protección que en años anteriores, también los jueces están concediendo un mayor número de ellas, aunque en un porcentaje aún lejos de tranquilizar a estas víctimas de violencia de género que sienten peligrar su propia vida y acuden a la justicia para que las proteja sobre sus agresores.

Las solicitudes de protección a las víctimas de violencia de género descienden un 2% respecto a 2017

Especialistas en derecho de familia consultados por Diario16 confirman que este descenso en las solicitudes de protección está directamente relacionado con la sensación que tienen las víctimas de violencia de género de que no son creídas ni por jueces ni fiscales ante el peligro potencial que corren a manos de sus parejas o ex parejas.

Los últimos crímenes machistas de estos días están casi todos protagonizados por mujeres a las que no se les había concedido una orden judicial de protección sobre su maltratador. Incluso en el caso de la asesinada en Úbeda la pasada semana, un juez había ordenado el alejamiento de ella sobre las dos hijas que compartía con su pareja, el hombre que la mató el pasado viernes al golpearla con la plancha y pasarle un cable alrededor del cuello delante de esas dos hijas a las que ella sólo podía ver en un juzgado algún día determinado por el juez.

Los tres primeros meses de este año las víctimas de violencia machista solicitaron un total de 10.455 órdenes de protección, una cifra sensiblemente inferior a la del mismo periodo de 2017, en el que se registraron 10.690 solicitudes. Precisamente en los juzgados especializados en violencia sobre la mujer fue donde se registró una importante disminución de las peticiones, el 3,54% menos que en el año pasado.

Los jueces siguen rechazando una de cada tres solicitudes de protección a víctimas de violencia de género

También es clarificador el dato de que los juzgados de guardia conceden casi un 10% más órdenes de protección que los propios especializados en violencia sobre la mujer. Pese al lento y mínimo incremento que están experimentando las solicitudes aprobadas, casi una de cada tres órdenes solicitadas son rechazadas aún por los jueces. Los juzgados de violencia sobre la mujer concedieron el primer trimestre de 2018 el 68,7% de las órdenes de protección solicitadas, un incremento de un punto respecto al mismo periodo de 2017. En los juzgados de guardia, las órdenes de protección concedidas se elevan hasta el 77%, experimentando en este caso un incremento de cinco puntos respecto al primer trimestre del pasado año.

Cabe destacar que el 3% de las solicitudes son tramitadas por mujeres menores de edad, un total de 258 órdenes de protección reclamadas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 + 18 =