Uno de los argumentos de Donald Trump en su campaña electoral fue que él era el defensor de la clase obrera estadounidense. Sin embargo, una vez alcanzada la Presidencia, el magnate neoyorkino se ha rodeado de asesores que, en su mayoría, son ricos o pertenecen a las élites financieras del país. El gabinete de Trump es el más rico de la historia de Estados Unidos, algo de lo que presume el propio Presidente porque, según él, es un ejemplo de su inteligencia. «Quiero a gente que haya tenido éxito», afirmó Trump en un acto en Des Moines en el mes de diciembre.

Documentos hechos públicos por la Casa Blanca demuestran que los principales colaboradores de Donald Trump ganan millones de dólares en Wall Street, Hollywood y siendo propietarios de patrimonios al alcance de muy pocos. Según estos documentos, 27 de los asesores del Presidente disponían de activos financieros superiores a los 2.300 millones de dólares en el momento entrar a formar parte de la nueva Administración. En estos documentos se incluyen asesores como la propia hija de Trump, Ivanka o su yerno Jared Kushner, que disponen de más de 750 millones de dólares invertidos en inmuebles o en activos financieros.

Gary Cohn, principal asesor económico de Trump, es un ex alto ejecutivo de Goldman Sachs y en la documentación hecha pública por la Casa Blanca se puede comprobar que dispone de activos por encima de los 250 millones de dólares.

En la rueda de prensa de presentación de estos documentos el Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, afirmó que «el presidente ha traído a mucha gente que ha tenido éxito y que renuncian a muchas cosas por entrar en la Administración». El propio Spicer dispone de activos por valor de 6,6 millones de dólares.

Stephen K. Bannon, el Jefe de Estrategia de Trump, dispone de activos por valor de 58 millones de dólares. Kellyanne Conway, consejero del Presidente, ganó en 2016 850.000 dólares y dispone de activos 39 millones de dólares. El asesor general de la Casa Blanca, Donald F. McGahn ganó el año pasado 2,4 millones de dólares en un bufete de abogados.

Estos documentos demuestran que Trump se apoya en las élites, todo lo contrario a lo que prometió durante su campaña.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + trece =