Pasa las noches de invierno, Salgado, añorando el verano. Sueña con cenas en las terrazas al aire libre de la Casa de Campo o el Retiro, y con tardes interminables paseando por las calles tomadas por la presencia fascinante de las hembras de su especie, que titilan como estrellas inalcanzables. Y añora, sobre todo añora, el calor, sensual y relajante, del verano.

Pero cuando llega el verano, apenas diez días después de que la segunda estación haya realizado su aterrizaje, Salgado comienza a añorar el invierno. Poder vestir con ropa elegante y sofisticada. Las largas jornadas pasadas en casa, refugiado de las adversas condiciones climatológicas externas. Y el frío, tan estimulante que le hace sentir dos veces vivo. Sí, en las noches del tan deseado verano, León Salgado añora el frío. El invierno y el frío.

 

(Las Dos Estaciones es el relato/capítulo número 69 de El Año del Cazador, la obra que convirtió a su autor, Javier Puebla, en el primer escritor en la historia de la literatura en haber escrito un cuento al día durante un año. En Las Dos Estaciones el protagonista es León Salgado, heterónimo del autor y responsable dentro del juego metaliterario del libro de todos y cada uno de los capítulos/relatos. Un lector lo bastante capaz podría seguir sus estados de ánimo a través de los distintos cuentos. Y cualquier lector encontrará en la obra relatos que le fascinarán. Mecanografía de esta versión actualizada: Walter Flores Delmal)

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 1 =