La Moción de Censura de Pedro Sánchez contra el partido PP y a su cabeza, hasta hace unos días Presidente del Gobierno, M. Rajoy ha puesto de manifiesto la existencia de “cuatro Españas”, representadas por los partidos PP, PSOE, PODEMOS y CIUDADANOS; el resto de partidos componen el arco del Hemiciclo, y Foro Asturias, UPN, Coalición Canaria(a pesar de la abstención) más el PP y Cs, forman la España de la derecha conservadora trabucaire, mientras que PSOE, PODEMOS, COMPROMÍS, ERC,  PdeCat, Bildu forman la España progresista, de izquierdas y republicana. Son las dos Españas que hablaba A. Machado:“Entre una España que nace y otra España que bosteza”, escribía en su poema Españolito (1912) Antonio Machado, escritor de la Generación del 98, según Soto Díaz.

Pero afinando la puntería señalamos, que el Bipartidismo está a punto de desaparecer y con él el “espíritu del 78” que ha durado 40 años en los que el franquismo ha estado disfrazado de democracia y la sociedad ha estado manipulada hasta la actualidad, en la que podemos calificar del CAMBIO DEMOCRÁTICO, que se inicia con el 15 M en 2011 y se consolida entre los días 31 de mayo y 1 de junio de 2018 con el triunfo de la Moción de Censura.

La socióloga Belén Barreiro lo plasmaba a la perfección en su libro “La sociedad que seremos”, en el que dibujaba, a través de personajes-tipo, estas ‘cuatro Españas’ divididas según el empobrecimiento del personaje y su conocimiento o no de las nuevas tecnologías, relacionándoles con los cuatro grandes partidos del Estado de la siguiente manera. PP: población envejecida, zonas rurales, bien posicionada económicamente, sin mucho trato con las nuevas tecnologías; PSOE: envejecida, zonas rurales, peor de dinero; Podemos: joven, urbanita, pero empobrecida por la crisis económica; Ciudadanos: joven, urbanita, con dinero.

Por su parte Soto Diaz, En las dos Españas que vienen o que ya han llegado,  en Cuartopoder indica lo siguiente: “Nueva-vieja política, por un lado. Izquierda-derecha, por otro.

Dos rupturas con lo anterior de suma trascendencia tuvieron lugar el pasado viernes cuando sus señorías, a viva voz, evidenciaban las posturas de sus formaciones políticas. Las fuerzas del ‘sí’, las fuerzas del ‘no’. Dos Españas. La España del ‘sí’ a echar a  Rajoy, la del ‘no’. La primera gran ruptura de esta semana la encontramos en el propio PSOE, ahora partido de Gobierno. Si Sánchez, contra todo pronóstico, se recorrió “pueblo a pueblo” de España para ganar unas primarias al aparato, a Susana Díaz, y a la “todopoderosa” prensa de papel madrileña, la Corte, una vez recobrado el poder de Ferraz, con el conflicto catalán como telón de fondo y el discurso del 3 de octubre del Rey llamando a los socialistas a cerrar filas, volvió al cauce de un PSOE “de Estado”, cortesano.

Los mandatos con los que Sánchez había regresado a la Secretaría General de la militancia socialista: modernización interna, reconocimiento de la plurinacionalidad del Estado, Unidos Podemos como socio preferente; fueron cambiados por la mano dura contra el independentismo y las palabras fuertes contra el espacio “del cambio” en pocos meses. El efusivo abrazo entre Sánchez e Iglesias el pasado viernes en el Hemiciclo, el tono conciliador de las intervenciones de Sánchez con Unidos Podemos, independentistas catalanes y el resto de grupos, salvo Ciudadanos y, en menor medida, PP, muestra una de las dos grandes rupturas de esta semana. El PSOE de las promesas que defendió Sánchez en las primarias y que había olvidado durante los últimos meses regresaba, y es, precisamente, el que le lleva a la Moncloa”

Soto Díaz, continúa en su exposición, “la segunda gran ruptura fue la que llevó a cabo el PNV. Pocos días antes había conseguido un acuerdo muy beneficioso para Euskadi en los Presupuestos Generales del Estado, lo que le llevó a votar a favor y a que estos salieran adelante, a pesar de haber repetido hasta la saciedad que no los apoyaría mientras estuviera en vigor el artículo 155 sobre Catalunya. al poco, pasó a votar ‘sí’ a que el PP abandonara el Gobierno. Ese cambio de bando parlamentario supone, en buena medida, una ruptura con la España del “no”, un paso al frente junto al “sí”. Se desequilibraba la balanza”.

Sin embargo, y a pesar del triunfo de la moción, queda mucho por recorrer para poder afirmar que puede haber un gobierno de coalición PSOE-PODEMOS, que sería lo lógico para no gobernar en solitario con 84 diputados, con los 70 diputados de PODEMOS se podría hacer un partido sólido y poder sacar rédito político y social, pero parece que será mono color socialista, para cambiar la política de austeridad, recortes en Sanidad,  Educación, blindar  las Pensiones en la Constitución, derogar leyes como la Ley Mordaza, La Lomce, promulgar ya una ley de igualdad entre mujeres y hombres y los mismos días de permiso de maternidad y paternidad y el blindaje de las pensiones en la Constitución para que ningún gobierno pueda modificar el montante de las pensiones y otras leyes que van contra los derechos de los ciudadanos, legislar aspectos sociales que beneficien a la mayoría del pueblo que para eso se gobierna, en principio, y digo en principio, porque aquellos que en su día hicieron dimitir a Pedro Sánchez desde dentro del Partido, como todos los lectores conocen, hoy están en la misma posición,  le piden, de momento por las buenas, que no pacte con Unidos Podemos( lo hemos visto hoy hacerlo a Lamban al que dentro de poco se unirán otros barones) un gobierno de coalición y que convoque a la mayor brevedad Elecciones Generales. Desde mi modesta opinión convocar  Elecciones Generales es un craso error porque, excepto que se organice la unión de todas las izquierdas, lo cuál es difícil, los beneficiados van a ser nuevamente la derecha conservadora extrema, representada por el núcleo duro del PP y Ciudadanos.

Además, el Presidente Pedro Sánchez necesita ganar tiempo y terminar la legislatura para poder conseguir todas sus propuestas económicas, derogación de leyes, aspectos sociales que beneficien al pueblo, según su propuesta en la Moción de Censura. Por otro lado, a la hora de conformar un gabinete de ministros debe primar no sólo los de siempre, sino también gente nueva, nueva savia y personas con experiencia en persecución franquista para reformar la Memoria Histórica.

Es el momento del diálogo con Cataluña y el País Vasco; es el momento del progreso; es el momento de la República; es el momento de avanzar en lo social; es el momento de los ciudadanos, que no súbditos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorRajoy abandona el Partido Popular
Artículo siguienteLos cambios políticos, Pedro Sánchez y el Caso Banco Popular
Licenciado en Geografía e Historia (Sección Geografía) por la Universidad de Zaragoza. Agregado y Catedrático de Bachillerato. Desde 1982 imparte docencia como Profesor Tutor de Geografía en la Licenciatura y Grado de Historia, y en la Diplomatura de Turismo en el Centro Regional de Cartagena. Profesor Tutor telemático de Geografía en las mismas carreras. Sus líneas de investigación son Climatología, Medio Ambiente y Tercer Mundo. Entre sus libros figuran: "La estadística y las Representaciones gráficas aplicadas a la Geografía", "La Comarca del Campo de Cartagena. Dependencia climática y Biodiversidad. Retos y Realidades", "El Planeta tierra en peligro (Calentamiento Global, Cambio Climático, Soluciones)". Colaborador de revistas científicas de Geografía en Universidades españolas y en el Instituto Geográfico Vasco, en las que constan algunos artículos como: “La región geográfica”; “Las temperaturas del Campo de Cartagena 1940-1980”; “Aspectos de la Degradación del Medio Ambiente: su influencia en el clima”; “Aproximación al estudio de las corrientes oceánicas y su influencia en el clima. El fenómeno de la corriente de El Niño”; “Aproximación al estudio del Subdesarrollo, Globalización, pobreza y hambre en el mundo”; “Consideraciones en torno al impacto medioambiental de las Fuentes de Energía”; “El arte de conocer el tiempo”; “Precipitación, aridez, sequía y desertificación de la Comarca del Campo de Cartagena”. Ponente y coordinador de varios cursos organizados por el Centro Regional de la UNED de Cartagena. Ponente en el II Congreso sobre Etnoarqueología del Agua en el Campo de Cartagena con el artículo “Precipitaciones, sequía y agua del trasvase en el Campo de Cartagena”. Perteneció como miembro electo al Claustro del Centro Regional de la UNED en Cartagena. Dedicado a la docencia y a la investigación geográfica.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − dos =