Ninguna de las contundentes y numerosas pruebas forenses ha sido determinante para evitar que las seis mujeres y tres hombres que componen el jurado popular que durante un mes ha enjuiciado el doble crimen de Almonte haya visto culpable al único imputado en esta causa, Francisco Javier Medina, a quien la acusación pedía 50 años de prisión por el asesinato de Miguel Ángel y su hija María, de ocho años, que en abril de 2013 recibieron un total de 154 puñaladas en su casa.
El tribunal popular ha tardado apenas dos días en deliberar y decidir el veredicto de no culpabilidad por unanimidad después de un juicio que se ha prolongado durante un mes en la Audiencia Provincial de Huelva.
Los nueve miembros del jurado han debido responder y tratar de aclarar este decálogo de cuestiones planteadas por la jueza que ha presidido el juicio.

1. En un momento no determinado, en torno a las 22:00 del día 27 de abril de 2013, el acusado, Francisco Javier Medina Rodríguez, accedió a la vivienda sita en la avenida de los Reyes número 3 de Almonte, que constituía el domicilio de Miguel Ángel Domínguez Espinosa, donde propinó a éste múltiples cuchilladas para causarle la muerte y le originó 49 heridas de mayor y menor entidad, de forma que causó su fallecimiento en poco tiempo por choque hipovolémico debido a hemorragia secundaria a sección de vena subclavia derecha y lesión de raíz aórtica.

2. De igual modo, en momento próximo, anterior o posterior, y para acabar también con la vida de la niña María Domínguez Olmedo, de ocho años de edad, hija de Miguel Ángel y de Marianela Olmedo Martínez, que se encontraba en el domicilio con su padre, asestó a ésta múltiples cuchilladas en el cuerpo, causándole 105 heridas de variada naturaleza, provocando su muerte por choque hipovolémico debido a hemorragia secundaria a perforación pulmonar derecha y sección de vena yugular izquierda.

3. El acusado mantenía una relación sentimental con Marianela Olmedo Martínez desde tiempo antes que había provocado la separación de hecho del matrimonio, así como que Marianela se hubiera trasladado e instalado días antes en otro domicilio.

4. El acusado se ausentó de su puesto de trabajo en el establecimiento Mercadona de la localidad de Almonte -del que también eran empleados el finado, Miguel Ángel, y su esposa, Marianela-, al no existir control de salida, y volvió poco después de realizar los hechos a las inmediaciones del establecimiento de manera que fuera visto por ésta y así no despertar sospecha, dada la proximidad de ambas localizaciones y la brevedad en que sucedieron las muertes.

5. El acusado había actuado conforme a un plan preconcebido para realizar estos hechos y no dejar huella ni vestigio.

 

6. El acusado utilizó toallas existentes en los dos cuartos de baño del domicilio y dejó en ellas restos celulares que permitieron comprobar posteriormente y tras un previo análisis infructuoso, la existencia de un ADN compatible con su perfil genético.

7. El acusado sorprendió a Miguel Ángel en la intimidad de su hogar cuando se encontraba duchando o acababa de salir de la ducha y aprovechó la falta de posibilidad de que pudiera reaccionar a su ataque.

8. El acusado, al realizar tales acciones, quiso causar la muerte de Miguel Ángel y de su hija María teniendo intactas sus facultades mentales, pudiendo comprender sus actos y actuar conforme a tal comprensión.

9. El acusado, al realizar tales acciones, además de querer causar la muerte de Miguel Ángel y su hija María quiso aumentar el dolor y sufrimiento de las víctimas innecesariamente.

10. Marianela Olmedo Martínez sufre, como consecuencia de los anteriores hechos, un trastorno mixto ansioso-depresivo por el que se ha declarado su incapacidad permanente absoluta en virtud de resolución del Instituto Nacional de la Seguridad Social.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. pero que pruebas?? menudo titular, hay que fastidiarse, pero si el periodista no dice ninguna de estas “numerosas pruebas”. si fuera yo este hombre, denunciaba a este Sr. atalio por injurias, puesto que lo unico que parece ser que tenían era unas toallas limpias (que pasa, se puso a lavarlas y secarlas, o que??) en la casa en cuestion con restos de su adn que él dice que son de hace 3 años. Un poco de seriedad, que se supone que diario16 es un medio de calidad y estas noticias os hacen parecer el hola, por favor…

    • Gracias a dios esto no acaba aquí. El TSJA se encargará de subsanar él error cometido por el jurado popular.

      Y por cierto él TSJA ha rechazado en 6 ocasiones que saliese de la cárcel por existir pruebas contundentes.

      La justicia es lenta pero siempre llega y no valdrán las burlas de algunos profesionales y no profesionales a los 2 fallecidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × dos =