Los días 15 y 16 de noviembre de 2018 se celebrara bajo el lema “Una Iberoamérica prospera, inclusiva y sostenible” en la ciudad de Antigua (Guatemala) la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. En esta ocasión este encuentro bianual al más alto nivel de los líderes de los 22 países iberoamericanos centrara sus tareas en diversas cuestiones, entre ellas la de la seguridad regional. Es de destacar que estas cuestiones ya fueron abordadas en la anterior Cumbre Iberoamericana celebrada en 2016 en la ciudad de Cartagena de Indias y existió un consenso sobre la necesidad de reforzar las labores de prevención y aumentar la cooperación intergubernamental para combatir el flagelo de la criminalidad.

Desde la Cumbre Iberoamericana de 2016 otros foros regionales, como la Cumbre de las Américas de Jefes de Estado celebrada en Lima (Perú) o el Grupo Parlamentario de Seguridad y contra la Criminalidad Transnacional en Ciudad de Panamá (Panamá), reunidos ambos el pasado mes de abril, han proseguido los esfuerzos para implementar una mayor coordinación regional en la lucha contra la delincuencia. En este sentido Guatemala, un país especialmente sensible a las cuestiones referentes a la seguridad, aparece como un marco idóneo para avanzar en una futura estrategia iberoamericana de seguridad.

La adecuada formación y capacitación de los cuerpos policiales, el intercambio fluido de información entre países o la regulación del creciente sector de la seguridad privada son algunas de las cuestiones que han estado sobre la mesa de los debates de los ministros de la región en los diversos encuentros celebrados en los últimos años. La Iª Reunión Iberoamericana de Ministros de Interior y Seguridad Pública reunida en el marco de los preparativos de la XXII Cumbre Iberoamericana, celebrada en 2012 en Cádiz, fue el inicio de esta exitosa cooperación intergubernamental. En Cádiz se decidió avanzar, entre otras iniciativas, en la implementación de un Sistema Iberoamericano de Información e Investigación Policial así como un Mecanismo para la Armonización de las Estadísticas de Seguridad.

La Diputada hondureña Gloria Guadalupe Oquelli, que desarrollo un papel especialmente activo en la Cumbre Iberoamericana de Cádiz, ya expuso en su discurso ante el entonces Príncipe de Asturias y actual Rey de España Felipe VI la necesidad de la cooperación de las naciones iberoamericanas en el combate contra la delincuencia y el narcotráfico con un respeto escrupuloso a los derechos humanos y al estado de derecho.

Oquelli ha reiterado, en múltiples foros regionales sobre seguridad en los últimos años, la conveniencia de aprender de la exitosa experiencia y legislación española en el campo de la seguridad, frente a modelos como el de EEUU que han fracasado reiteradamente en Iberoamérica.

En este área expuso, desde su experiencia como ex Presidenta del Parlamento Centroamericano y ex Presidenta de la Asamblea Parlamentaria UE/Latinoamérica, la destacada responsabilidad de los parlamentos para la regulación de los códigos penales y las políticas públicas de seguridad ciudadana así como el necesario papel de la sociedad civil y las empresas en este esfuerzo colectivo para prevenir y erradicar la violencia y la delincuencia de la región.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 5 =