Los organizadores de la Vuelta se han llevado a Nimes el comienzo de la ronda. Con una contrarreloj de 13,7 kilómetros. Un recorrido tan bonito como peligroso Sobre todo en sus inicios, con el paso por el anfiteatro romano, que provocó numerosas caídas.

El Movistar, como ya ocurrió en el Tour, uno de los damnificados al perder al maño Jorge Arcas, aunque consiguió seguir sobre la bicicleta.

En esas condiciones, y después de por la mañana haber hecho el recorrido, los equipos con los grandes favoritos tomaron sus precauciones. De ahí que fuera BMC el ganador de la etapa. Un plantel que se presentaba sin Samuel Sánchez, porque el que fuera oro olímpico en Pekín ha cometido, presuntamente, el error de dar positivo cuando enfila los cuarenta años.

De los que aspiran al triunfo final, como era de esperar, el más favorecido fue Froome que sacó 37 segundos a Bardet, la gran promesa del ciclismo francés en su primera gran carrera lejos del Tour. El italiano Nibali quedó a 22 segundos. Pero el gran protagonista de esta etapa como de la ronda era Alberto Contador, después de anunciar que tras esta participación se retirará.Su equipo, Trek, no es un especialista en este tipo de etapas pero minimizó, más o menos, los perjuicios. La Vuelta de Contador comienza con el de Pinto perdiendo 26 segundos respecto a Froome.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × dos =