Coincidiendo con la campaña electoral de las primarias, en la que se espera las visitas de Patxi López, Pedro Sánchez, Susana Díaz y José Luis Rodríguez Zapatero, la Agrupación local de Las Palmas de Gran Canaria, ha enmarcado éstos actos dentro de la programación de la “VI escuela de invierno”, que se inició el jueves de la semana pasada con un acto protagonizado por el portavoz de cultura del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, que consistió en una conferencia: “el socialismo en tiempos del populismo”.

Es de lógica que siendo diputado socialista y no estando dentro de los quince, que muy dignamente y manteniendo la coherencia, ante la militancia socialista y el electorado del PSOE votaron “no”, en contra de la investidura de Rajoy, no se le pueda considerar “telonero” de Pedro Sánchez y si de Patxi López, que se abstuvo en esa vergonzosa votación, o más bien de Susana Díaz que dentro de todos los dirigentes socialistas, fue una de las máximas impulsoras del fatídico voto abstencionista.

En su conferencia, hizo un repaso a lo que ha venido siendo la evolución de la democracia hasta nuestros días, haciendo especial mención en los populismos de todos los signos emergentes, pero más bien los relacionaba ideológicamente como de derechas. Llegó a decir que muchos afiliados del PSOE podrían ser perfectamente de esa ideología sin ellos saberlo.

Ese argumento propicio que interviniera en el debate para exponer, que no se trata de que esa valoración ideológica se le haga y aplique al “afiliado de a pie” y es que como se ha venido comprobando y soportando, la deriva de muchos dirigentes “socialistas” en el transcurso del tiempo, ha sido más que evidente y se han desvirtuado tanto, hasta ser ahora ideológicamente irreconocibles, o se les pueden y deben reconocer como “socialistas amorfos”.

Utilizando los términos, unas veces se autodenominan como socialistas y otras como socialdemócratas, lo mismo ocurre cuando se califican de izquierda o de centro izquierda. Pienso que si se es una cosa no se puede ser la otra. El símil simple y sencillo es que no sería normal que una persona pueda ser al mismo tiempo aficionado del Real Madrid y del Atlético Madrid. Lo expuesto fue como critica y reflexión y no en plan pregunta. Sin embargo su replica la planteó en plan respuesta y no lo hizo como compañero que entra en el debate y si de conferenciante o profesor encima diputado, dirigiéndose a los militantes de base con obviedades como si fueran sus “alumnos parvulitos”.

Hizo un repaso de países donde son utilizados éstos términos como el socialista en Francia y el socialdemócrata en Alemania, así mismo el laborista en el Reino Unido e Israel, pero que todos forman parte de la cultura ideológica de la izquierda. Se le olvidó decir que el Partido Socialdemócrata de Portugal es de derechas.

En lo que respecta a la democracia cuestioné que el Comité Federal realmente lo sea, ya que sus miembros son elegidos (salvo en muy escasas y honrosas excepciones, impuestos por la gran baronesa y barones regionales) en listas cerradas, siendo la gran mayoría profesionales de la política con sus propios intereses creados y hacen que éstos prevalezcan ante los generales, tal y como se demostró en el bochornoso Comité Federal del pasado 01 de octubre.

Considero que por encima del Comité Federal debe prevalecer la voluntad de la militancia libremente expresada a través del instrumento de las primarias y que los diputados “socialistas” que se abstuvieron en la votación que propició la investidura de Rajoy, interesadamente utilizaron el argumento de que lo hacían por mandato del Partido, que ya en ese entonces era dirigido por una gestora impuesta por Susana Díaz y sus acólitos barones regionales.

Esos argumentos para él no fueron suficientes y se dedicó a defender al Comité Federal como un órgano del Partido sumamente democrático. Salvando las diferencias que son muy grandes, los dirigentes del Partido Popular, también alardean de contar con un partido “muy democrático”, algo que precisamente es todo lo contrario, tal y como se pudo comprobar éste pasado fin de semana en su congreso nacional, con la ausencia de debates y los vergonzosos resultados en las elecciones de sus órganos de dirección, fundamentalmente en lo que respecta a la presidencia, revalidada por cuarta vez por Mariano Rajoy, obteniendo el apoyo del 96,65 % de los compromisarios, designados o impuestos en listas cerradas por los dirigentes territoriales (lo mismo que ocurre en el PSOE con los delegados a sus congresos), que no le pasaron factura por todos los casos de corrupción que ha venido cometiendo su partido y por el contrario el resultado electoral que obtuvo, casi por unanimidad se puede considerar que fue a la búlgara.

Como suele ocurrir en éste tipo de actos, lo cierra el conferenciante y la posibilidad de réplica es escasa o inexistente, eso fue lo que ocurrió cuando justificó la perdida en las elecciones generales de 2011 (obtención de 4.285.824 votos menos con relación a las anteriores de 2008) en plena crisis social y económica, argumentando que parte del electorado del PSOE, había votado a la derecha mas concretamente al Partido Popular, porque lo relacionaba con los empresarios que serían quienes les posibilitaría acceder a un puesto de trabajo. No hubo autocritica ni tampoco se reconoció que el Partido Socialista había hecho dejación de muchos de sus postulados, principios y convicciones y en consecuencia decepcionado y frustrado a gran parte de su electorado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa banalización de la política en España
Artículo siguienteLa fuga de Badajoz
Militante de los sindicatos ingleses (Trade Unions) desde 1971 y hasta mi regreso de Londres en 1976. Afiliado a la UGT y al PSOE en Londres desde junio de 1972. Cofundador y coordinador sindical de la F.A.E.E.R.U. (Federación de Asociaciones de Emigrantes Españoles en el Reino Unido). Fundador de la cooperativa de servicios PAILARCA (Pablo Iglesias-Largo Caballero). Miembro de los dos primeros comités regionales del Partido Socialista Canario -PSOE- 1977-1985 y por esas mismas fechas, miembro de las primeras ejecutivas insulares de Gran Canaria del PSOE y de la UGT. Cofundador en 1980 de Izquierda Socialista y su coordinador en Gran Canaria hasta 1989. Miembro del primer Consejo Federal de la Emigración del PSOE. Presidente del 1er. Comité de Empresa por la UGT del Hospital Materno Infantil de Gran Canaria. Concejal de deporte y de los distritos: Isleta, Santa Catalina y Guanarteme del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, legislatura 1983.1987. Miembro de la Comisión Permanente de Deporte de la FEMP (Federación Española de Municipios y provincias) y del pleno del CSD (Consejo Superior de Deporte). Cofundador en 1991 de la Fundación Juan Negrín y su secretario durante 23 años (hasta 2014).

1 Comentario

  1. Buen tipo Patxi, pero le falta carácter, carisma y fuerza. sería un perfecto número 2, pero no le veo ganando las primarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × uno =