Seis jóvenes o adolescentes del Hospital San Juan de Alicante han sido dadas de alta en la Unidad de Trastornos Alimenticios de este centro sanitario público durante el mes de agosto.

A pesar de las protestas de las propias pacientes y sus familias, las jóvenes están ya en su casa bajo el control paterno y una atención de su médico del centro del salud.

Beatriz Masa, gerente del Departamento de salud del Hospital Santa Joan de Alicante, asegura que lamenta lo sucedido pero que “la atención es la que corresponde y en consenso con las familias”.

Declaraciones, sin embargo, que niegan las propias pacientes.

Cada vez son más los centros sanitarios públicos que evitan sustituir a los profesionales lo que ha provocado en todas las comunidades autónomas cierre de camas, plantas y hasta un 50% menos de personal sanitario.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 + 1 =