Los servicios bancarios exentos de comisiones están a punto de acabarse. Ante la crisis que están sufriendo como consecuencia de la caída de intereses, las entidades financieras no tienen más remedio que volver a cobrar a sus clientes. En la UE, algunos como PostBank, ya han rescatado las comisiones de mantenimiento de cuentas, y otros, como BBVA, Santander, Popular y Sabadell en España,  están estudiando diferentes posibilidades de reducir a casos especiales tal exención.

En el primer semestre del año, la gran banca, Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Sabadell y Popular, experimentaron una caída del 1,1% de los ingresos por comisiones netas. Y tal dato se produce en un momento en el que la normativa en materia de servicios efectuados a través de cajeros automáticos ha cambiado, con el consiguiente incremento de las cantidades generadas por tal motivo para los propietarios de las terminales.

El presidente de la patronal bancaria, AEB, José Luis Roldán, lo ha dejado claro: “el cliente debe acostumbrarse a pagar comisiones”. Un extremo con el cual coinciden la casi totalidad de los expertos. Más tarde o más temprano se cambiará el cuadro contable al respecto. El margen total de intereses apenas sobrepasa los 15.000 millones de euros. En el semestre del año, la cantidad se ha estancado, pero, si la comparamos con el mismo periodo de 2015, ha sufrido una disminución de 758 millones.

La “guerra de intereses” que vienen sufriendo las entidades financieras como consecuencia del índice negativo del euríbor, no se acaba de compensar con el precio negativo de las inyecciones de liquidez que facilita el Banco Central Europeo. Afortunadamente, según dicen en la AEB, la posible sentencia del TJUE en torno a las llamadas clausulas suelo, ha supuesto cierto alivio para el sector al que, de todas maneras, le está saliendo muy caras las alegrías pasadas en forma de colocación de productos que la Justicia está considerando “escasamente transparentes” como para calificarlos de abusivos, (las preferenciales por ejemplo). Hay que retornar ese dinero y encima con intereses. Menos mal que, al final, no habrá que desembolsar los 20.000 millones que dicen que habría que pagar por la retroactividad de las cláusulas suelo.- ¿O no? Hasta el próximo noviembre no se sabrá con exactitud si el pleno del Tribunal de Justicia de la Unión Europea hace suyas las tesis de su Abogado General. Hasta entonces, todo son especulaciones.

De momento, se ha comenzado por cobrar a los clientes más grandes, los fondos de inversión. Gracias a ello, la partida de ingresos por comisiones se ha reducido menos de lo esperado. Ahora se trata de ver cómo compaginar la forma de captar clientes con las comisiones que se les van a cobrar, Y más en un momento en el que se atraviesa un proceso de digitalización, con el cliente acudiendo cada vez menos a las oficinas. La fórmula que utilizan varias entidades es la muletilla de cobrar por “servicios de valor añadido”. Todavía no está claro cuáles son éstos.

En el primer semestre del año, los “grandes”, Santander, BBVA, Bankia, Popular, Sabadell y Caixabank, ganaron 6.667,3 millones de euros. Sus cuentas se vieron perjudicadas por la reducción de los márgenes de intereses, por menos ingresos por comisiones, por algunos desfases en el cambio de divisas y por la reducción de algunas operaciones.

El Banco de España insiste en que la salud del sistema financiero español “es buena” pero hay datos que indican lo contrario. Que hay problemas en algunas entidades que empiezan a pensar en expedientes de regulación de empleo y cierre de oficinas, como Santander, o ampliaciones de capital, reducción de dividendos y operaciones semejantes. Por ejemplo, a BBVA le ha perjudicado sobremanera, la situación en Turquía y lo va a pagar en la presentación de los próximos resultados.

Aún así, el peligro parece estar lejano. De momento no se va a tener que acudir a nuevos rescates. Eso, en el seno de la Unión Europea, sólo puede llegar a pasar en Italia. Pero las advertencias de que hay que cambiar el modelo de negocio y de que “nadie da duros a pesetas” empiezan a ser cada vez mayores.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 2 =