Una ganadora nata de premios literarios. Así es Espido Freire (Bilbao, 1974), la nueva Premio Azorín 2017 de novela por su obra Llamadme Alejandra, un galardón convocado por la Diputación de Alicante y la editorial Planeta. Un personaje femenino vuelve a acaparar el protagonismo de la trama: la última zarina del imperio ruso, Alejandra Románova. Este nuevo trabajo de la incansable y prolífica autora vasca, que no publicaba una novela desde 2011, surgió de lo que ella misma denomina “una obsesión” por la trayectoria vital de este personaje histórico. Esta obsesión se remonta a su adolescencia, reconoce la propia autora, quien cree que toda la familia Románov mantiene un halo especial que la hace en cierto modo inmortal un siglo después de su desaparición.

“Una mujer que lo tenía todo para ser feliz, pero no lo fue”. Con este banderín de enganche, Freire compone la azarosa vida de la Romanov en una época sumamente convulsa de la historia de Rusia, que este 2017 cumple precisamente el centenario del acontecimiento histórico que convulsionó todo el planeta durante el pasado siglo XX.

La Románova “era rica, noble y guapa”, aunque en contraposición a esto tuvo que vivir “constantemente luchando contra la muerte y la enfermedad”, y para colmo de males fue “odiada” por el pueblo ruso porque, explica Freire tras recoger el galardón, “siempre la consideró extranjera”. La autora de Llamadme Alejandra la describe como una mujer que “intentaba aferrarse como podía al mundo, algo que, en cierta manera, es lo que hace ahora un escritor, se encierra en su mundo intentando sobrevivir”.

El premio está dotado con 45.000 euros y coincide además con el día exacto en que se cumple medio siglo del fallecimiento de José Martínez Ruiz, Azorín, nacido en la localidad alicantina de Monóvar en junio de 1873 y fallecido en Madrid el 2 de marzo de 1967.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 + tres =