Podemos está plagando de iniciativas los parlamentos regionales y las Cortes españolas, pero en los medios de comunicación, en general, resulta más placentero hablar de los refrescos de Espinar o el “me la suda” de Iglesias. Curiosamente nadie sabe por qué se la sudaba a Rajoy pero sí que, según parece, el lenguaje de la calle de Pablo Iglesias es inconcebible dentro de un Parlamento. Gusta más a los miembros de la Trama el lenguaje engolado o versallesco. De esta forma se ocultan las iniciativas que desde la formación morada se presentan día a día.

Desde que Blas se separó de Epi (Iglesias-Errejón) se busca y diseccionan todos los actos de Podemos y demás confluencias en busca del siguiente drama o acto terrible que traerá las siete plagas de los podemitas. La última parece ser la decisión de Podem de no concluir e integrarse dentro de los comunes. Se ha dicho de todo, desde que Iglesias obligaba a los podemitas catalanes a integrarse, hasta que iba a haber escisiones. Nada de eso ha pasado. Tanto Iglesias como Echenique han hablado de deseos de unión pero en ningún momento han discutido la legitimidad de la organización morada de no integrarse en otra formación política. Tal y como sucede en Galicia y las mareas.

 

Iniciativas ocultadas por la Trama

La apertura de tres nuevos Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE) ha sido la bomba semanal del ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido. Desde Podemos han manifestado su completo rechazo a esta acción gubernamental. No sólo existen factores humanos y de privación de libertad forzada (como bien dice el Defensor de Pueblo en varios informes), sino que son innecesarios por no estar los demás centros de reclusión ocupados en su totalidad. Según ha demostrado la senadora Maribel Mora los datos del propio ministerio demuestran que hay una ocupación media del 36%. También denuncian que la media de expulsiones de los recluidos en los CIEs no llega al 42% en ningún caso, por lo que el objeto de uso queda completamente deslegitimado en términos funcionales. Por tanto, según Mora “la única función que los CIE cumplen en el marco de la política migratoria es añadir sufrimiento y dolor a los internos e internas”.

En Europa se está debatiendo una reforma de la Política Agraria Común (PAC), poco se comenta en los medios en sí, pero las posibles consecuencias derivadas de las negociaciones no son denunciadas por casi ningún partido. Desde luego no por el PP azul y menos el PP naranja. Desde Castilla La Mancha el gobierno de García Page se muestra preocupado por lo que pudiese ocurrir y desde Podemos se lanza una propuesta para fomentar el desarrollo rural en cinco ejes fundamentales: educación, infraestructuras, sanidad, protección social y cultura. Txema Guijarro y Pedro Arrojo, los ponentes de la PNL, ven necesario que se implemente “otro modelo de ordenación territorial con vocación de planificar una visión de desarrollo a futuro de acuerdo a sus potencialidades y oportunidades”.

Maribel Mora, Idoia Villanueva y Óscar Guardingo no aparecerán tampoco en los medios afines a la Trama, y eso que estos tres senadores han presentado una iniciativa que intenta que las porteadoras de los pasos fronterizos de Ceuta y Melilla no perezcan y se dignifiquen “las condiciones laborales de las porteadoras, un colectivo extremadamente vulnerable y el eslabón más débil de la atípica cadena comercial que conecta Marruecos con las ciudades autónomas”. Tampoco verán que desde Podemos se ha solicitado que las Cuidadoras no profesionales de dependientes vuelvan a tener su cotización de la Seguridad Social. Antes del decretazo del Partido Popular había 170.000 personas bajo esta condición, en la actualidad no quedan más de diez mil. Son mujeres que dejan sus trabajos o sus oportunidades de trabajo por cuidar de un familiar dependiente y la Ley de Dependencia les bonificaba la Seguridad Social para que sus pensiones y sanidad no se viesen agravadas.

En Diario 16 se han publicado las denuncias que se hacen respecto al despilfarro hospitalario en Madrid, por ejemplo. Pero el silencio sobre las propuestas y preguntas en el Parlamento es casi completo. Por ejemplo, el miércoles 5 de abril Podemos ha exigido una fecha clara al ministro Zoido sobre la equiparación de los salarios de policía y guardia civil a otros cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. No habrán visto la respuesta del ministro porque se ha ido por las ramas contestando que son muy buenos los y las agentes. Y lo más curioso es que sí destacaron todos los medios las palabras de Albert Rivera cuando manifestó que ese problema estaba arreglado gracias a Ciudadanos. Pues parece que ni está arreglado, ni le interesa al PP naranja.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. el ministro puede mentir impunemente porque la justicia la adminsitran seres hechos a su imagen y semejanza y al unico que el ministro le tiene pavor que es al supremo hacedor, al juez supremo, perdona estos pecados previo arrepentimiento o proposito de enmienda mediante sus ministros en la tierra que son intimos amigos del ministro.
    osease que no responde ni ante la justicia terrenal ni ante la divina.

  2. En otro país con una democracia real si un ministro o un rey. Miente a su pueblo tendría el pueblo k des pedirlo por no cumplí cuando una constitución es clara

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + Doce =